Se cumplen 60 años de la llegada del primer ser vivo al espacio


La perra Laika, fue el animal sacrificado por la Unión Soviética enviándolo al espacio sin posibilidades de retorno a la Tierra en plena carrera espacial contra los Estados Unidos. Laika dio 3 vueltas a la Tierra y su nave se desintegro, muriendo el animal calcinado. Fue el primer ser vivo que estuvo en el espacio. El proximo 3 de noviembre se cumplen 60 años del hecho.

En esos tiempos se desconocía si los seres humanos podrían sobrevivir a las condiciones de ingravidez en el espacio. La sonda fue equipada con un generador de oxígeno y un ventilador, que en teoría se activaría cuando la temperatura de la cabina superara los 15°C.

El viaje fue previsto con una duración de siete días y la perra Laika tendría suficiente comida (en forma de gel) su habitáculo, si bien no le posibilitaba darse vuelta, sí le permitía pararse, sentarse y acostarse.

Para monitorear sus signos vitales, la nave estaba equipada con un electrocardiograma y un dispositivo que media frecuencia respiratoria y la presión arterial.

El vuelo no contemplaba el regreso de la nave dado que en esa época todavía no existía la tecnología disponible para hacerlo.

Hasta el año 2002, la versión oficial de los rusos fue que la nave permaneció en órbita por una semana, lapso al cabo del cual se quedó sin oxígeno, pero que el perro fue sometido a una eutanasia, para evitarle mayor sufrimiento.

Posteriormente Dimitri Malashenkov, director del Instituto de Problemas Biológicos de Moscú, informó que el animal murió calcinado apenas seis horas después del lanzamiento, luego de dar tres vueltas a la Tierra, pues la nave carecía de un adecuado escudo térmico.

Origen del lanzamiento

El 7 de noviembre de 1957, la revolución bolchevique cumpliría 40 años, por lo que el líder soviético de entonces, Nikita Kruschev, pidió a su agencia espacial acelerar los planes de enviar el primer ser vivo al espacio adelantando en su alocada carrera armamentística y espacial a los Estados Unidos.

La Union Sovietica ya había provocado un golpe psicológico a su adversario enviando al espacio el Sputnik 1, el primer satélite en llegar al espacio.

El nuevo proyecto llamado Sputnik 2 eligió entre 3 perros encontrados en la calle (Albina, Mushka y Laika) a la perra Laika, conocida posteriormente como el primer ser vivo (por poco tiempo por cierto) que estuvo en el espacio.

 

Autor