Laetiporus: una seta con sabor a “pollo frito”


Laetiporus es un género de hongos comestibles que se encuentran a lo largo de gran parte del mundo. Algunas especies, especialmente Laetiporus sulphureus, son comúnmente conocidos por su singular sabor a “pollo frito”. Sorprendente!

Estos hongos se agrupan en forma de “estantes” que varían entre 5 y 25 cm de ancho. Estos estantes se componen de muchos y diminutos filamentos tubulares (hifas). Se han encontrado especímenes que en su totalidad pesaban más de 45 kilos.



Crecen en robles, eucaliptos, castaños, sauces y algunas especies de coníferas. Son de color naranja y con el tiempo se ponen frágiles y de color pálido. Este hongo se desarrolla desde finales de primavera hasta principios de otoño, es una bendición para los buscadores de setas y una maldición para aquellos preocupados por la salud de sus árboles.

Con el tiempo este hongo causa una pudrición en el árbol huésped. Esta seta se puede consumir de muchas formas y para los vegetarianos es como un sustituto de la carne de pollo. Además, se puede congelar durante largos períodos de tiempo y mantener su calidad de comestible.



En ciertas partes de Alemania y América del Norte, se lo considera un manjar. En algunos casos su consumo puede provocar reacciones leves, como por ejemplo: hinchazón en los labios, nauseas, vómitos o mareos. El Laetiporus sulphureus tiene una potente capacidad para inhibir la bacteria estafilococo (Staphylococcus aureus), así como la capacidad moderada para inhibir el crecimiento de Bacillus subtilis,

 

Autor