La fascinante amistad entre un buzo y un enorme pez


El siguiente video corrobora lo que el buceador japonés Hiroyuki Arakawa cuenta a los jóvenes desde hace mucho tiempo: ha entablado amistad con un pez al que llamó “Yoriko” durante los últimos 25 años. Este gran pez vive en aguas del parque submarino Hasama en Tateyama, Japón, y es de la especie Semicossyphus reticulatus. Los machos como Yoriko pueden alcanzar los 100 cm de longitud y los 15 kg de peso.


Hiroyuki ha pasado los últimos 40 años de su vida obteniendo almejas y cangrejos de aguas profundas en su trabajo de buzo profesional. La singular amistad comenzó un día que Hiroyuki encontró a Yoriko con una grave lesión, agotada casi al borde de la muerte.

El buzo japonés alimento durante un largo tiempo con cangrejos al pez hasta que comenzó a recuperarse. Esta relación ha perdurado durante 25 años en forma ininterrumpido.
Su amistad de décadas es la prueba de nuestra fascinante conexión con los peces, al fin y al cabo, todos tenemos el mismo antecesor.
 

 

Autor