Matan en Tanzania al defensor de la vida silvestre Wayne Lotter


El destacado conservacionista y miembro de la Comisión Mundial de Areas Protegidas de UICN, recibió un disparo mientras viajaba en un taxi en Tanzania, el miércoles 16 de agosto pasado. Wayne tuvo una participación activa en la lucha contra la mafia del marfil. Su muerte es una pérdida trágica a la vez que un triste recordatorio de que hoy en día el crimen de vida silvestre es uno de los mayores desafíos que enfrenta la conservación.

"Nos sentimos conmocionados por el asesinato de un conservacionista cuyo intrépido trabajo de vanguardia fue una contribución de primer orden en la batalla contra el tráfico de vida silvestre. En nombre de nuestro personal y miembros, y de todos los conservacionistas y defensores de la naturaleza alrededor del mundo, enviamos nuestras profundas condolencias a la familia, colegas y amigos de Wayne," dice la Directora General de UICN Inger Andersen.

Wayne Lotter dedicó su vida a la protección y conservación de la vida silvestre. Durante muchos años trabajó como guardaparque en Sudáfrica. Fue el fundador de la Fundación PAMS y también el Vicepresidente de la International Ranger Federation.

Lotter fue un incansable defensor de la vida silvestre y un conservacionista comprometido, y dedicó gran parte de su vida a trabajar con comunidades locales y agencias nacionales en la lucha contra la caza furtiva y el comercio ilegal del marfil.

Wayne fue autor de varios libros de vanguardia, artículos y materiales de adiestramiento. Fue en el año 2011 y a través de la Fundación PAMS, que él había contribuido a establecer para combatir el comercio ilegal de vida silvestre, especialmente elefantes, cuando Wayne llevó sus ideas y experiencia a Tanzania.

Wayne y sus colegas de PAMS se enfocaron en dar apoyo a funciones policiales basadas en inteligencia, contribuyeron a afianzar la colaboración entre agencias de orden público, y ganaron la confianza y apoyo de comunidades locales en la lucha contra la ilegalidad y la corrupción.

Los resultados se vieron casi de inmediato. Cuando Wayne comenzó su trabajo en el área de Ruvuma, en Tanzania, era habitual encontrar un cadáver de elefante por día, en promedio. En 2016, se había registrado solamente la muerte de dos elefantes en todo el año.

La creación y compromiso de la Unidad Nacional y Transnacional de Investigación de Delitos Graves (NTSCIU) en Tanzania, con el respaldo de la Fundación PAMS, al asumir el control del tráfico ilegal de la vida silvestre desde 2014, ha dado lugar al aumento dramático de arrestos, juicios llevados a buen término, y sentencias. Wayne promocionó entre los habitantes locales los beneficios de colaborar contra la caza furtiva, desarrollando enfoques innovadores para acabar con la plaga de la caza furtiva y el tráfico de especies.

Desde que PAMS comenzó a dar apoyo al gobierno de Tanzania y a las comunidades, se ha registrado más de 1400 arrestos, siendo 20% de éstos de compradores y vendedores provenientes de sitios alejados. Se ha confiscado cientos de armas de fuego y vehículos. Por primera vez se ha logrado atacar cada uno de los niveles de los sindicatos de marfil y sus tentáculos de comercio ilícito, lo que representa una demostración concreta de voluntad política, aplicación de la ley estratégica y vigilancia.

El legado de Wayne perdurará a través de la Fundación PAMS y los esfuerzos de todos los defensores del ambiente y de la vida silvestre.

Fuente IUCN

Autor