Imitando la naturaleza: desarrollan un cemento altamente resistente basado en la nanoestructura del erizo de mar


De acuerdo a un estudio publicado por la revista Science Advances, investigadores de la Universidad de Konstanz en Alemania desarrollaron un revolucionario cemento en base a las espinas de erizo de mar. Este cemento permitiría construir edificios 10 veces más altos que los que existen en la actualidad.

Los erizos de mar están hechos principalmente de calcita, un material muy frágil. no obstante sus espinas son de un material altamente resistente. La razón de su fuerza es la forma en que la naturaleza optimiza los materiales utilizando una arquitectura de estilo “pared de ladrillo”.

El equipo de investigación, sintetizó el cemento a nivel nanométrico de acuerdo con este “principio de ladrillo y mortero”. Para ello se identificaron macromoléculas que adoptan la función de mortero, fijando y ensamblando los bloques entre sí en la escala manométrica, y de esta forma lograr un cemento más duradero y fuerte.

“Nuestro cemento, que es significativamente más resistente a las fracturas que cualquier otro que se haya desarrollado hasta ahora, nos proporciona posibilidades de construcción completamente nuevas”, afirmó Helmut Cölfen, líder de la investigación.

“Un pilar hecho de este cemento podría construirse con una altura de 8.000 metros (10 veces más alto que el edificio más elevado del mundo), antes de que el material en su base fuera destruido por su peso”, argumentó.

Seguimos aprendiendo de la naturaleza.
 

Autor