Surfista sobrevive a un ataque de tiburón tomando al escualo por su cola


El pasado 10 de julio, el afortunado surfista Paul Buckley, sobrevivió a un ataque de tiburón en las costas sudafricanas. Hasta aquí nada anormal, ya que se producen un promedio de 6 ataques de tiburón por año en esa región del Océano Indico. Lo particular de esta historia es que Paul, en la desesperada (y desproporcionada) lucha contra el gran blanco, se aferro fuertemente a la cola del escualo y esto le salvo la vida. 

“Estaba nadando en dirección a la orilla, y de repente fui arrojado por el aire con mucha fuerza” cuenta Paul Buckley, empresario sudafricano de 37 años . ”Inmediatamente supe que era un tiburón, algo así como un Rottweiler  de 500 libras (225 Kg) de muy mal humor. No pude ver sus ojos ya que estaba de espalda a mi, fue en ese momento que decidí tomar su cola. Sin dudas estaba asustado, temía por mi vida, así que sólo lo agarré. Pensé que al cogerlo por la cola, el no podría morderme nuevamente”. Unos segundos después, el surfista sudafricano se encontraba nadando frenéticamente los 100 metros de distancia hasta la orilla de la localidad de Stilbaai en el Océano Índico sudafricano.

Rápidamente fue ayudado por personas que estaban en la playa para recibir asistencia medica a su herida de 37cm de ancho por 3 de profundidad. El empresario fue llevado al hospital donde recibió 150 puntos de sutura.

"El tiburón hizo lo que esta en su naturaleza: buscar alimentos. Le debo una, porque podría haber sido una presa fácil para él pero prefirió alejarse.” dijo Paul (1). Posteriormente según informaron las autoridades se trataba de un Carcharodon Carchareas de aproximadamente 3.5 metros.

A pesar del gran número de tiburones que nadan en los mares templados del sur de África, los ataques a personas son muy raros. Desde 1990, sólo una cuarta parte han dado lugar a lesiones graves y sólo el 12 por ciento han sido mortales.

Los científicos creen que los surfistas corren mayor riesgo porque los tiburones los confunden con focas. Los tiburones blancos pueden medir hasta 6 metros y son habituales residentes de las aguas sudafricanas, especialmente en Cuidad del Cabo.

Dragoman para LaReserva.com

Referencias
(1) Probablemente cuando el tiburón mordió al surfista se dio cuenta que no era parte de su dieta habitual y simplemente se marcho.

Fotografía
Portada David Fleetham / Discovery Channel
En la fotografía se puede observar a Paul Buckley, a la izquierda, junto a Boeta de Witt quien lo ayudó después del ataque de tiburón.