El eclipse lunar

Solapas principales


Un eclipse lunar sucede cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, es decir, cuando la Luna “desaparece” bajo la sombra de la Tierra. En realidad no desaparece, solo que no podemos verla, ya que no recibe la luz del Sol porque estamos por delante.  Esto sólo puede ocurrir en la fase de Luna llena.
 

En Astronomía, un eclipse se produce cuando un cuerpo celeste oculta a otro. La palabra Eclipse viene del griego "ekleipsis", que significa desaparición. A la región que esta en sombra total se la denomina umbra, mientras que la zona mas atenuada se la llama penumbra. Si la Luna entra por completo en la umbra se produce un eclipse total de Luna, por el contrario si se adentra en la penumbra se producirá un eclipse penumbral. Si la Luna se adentra parcialmente en la zona umbral, se produce un eclipse de Luna parcial.

 

 

Un eclipse lunar puede durar varias horas. La Luna tarda aproximadamente una hora en cruzar la penumbra . En esta región la Luna presenta un leve oscurecimiento. Luego emplea una hora mas cruzando la sombra, y aquí el oscurecimiento ya es aparente. La fase total en un eclipse bien centrado dura cerca de una hora y media. En esta etapa la Luna adquiere un color rojizo o cobrizo debido a luz solar refractada por la atmósfera de la Tierra. Aquí el descenso de brillo lunar  es muy notable.

A lo largo de la historia algunos eclipses de Luna tuvieron importantes consecuencias, ya que los mismos determinaron las acciones por venir. Un claro ejemplo fue el eclipse total lunar del 27 de agosto del 413 AC.   el cual retrasó la partida de la flota griega, provocando la derrota de Siracusa. También el eclipse del 1 de marzo de 1504 fue aprovechado por Cristóbal Colón para atemorizar a los indios de la isla de Jamaica y conseguir que repararan sus navíos.

No existe ningún peligro para los ojos el observar un eclipse de Luna. La observación es ideal realizarla a través de binoculares, a simple vista o con un telescopio.

Imagen NASA.gov

Autor

Facebook