Inicio

La incineración de Residuos y sus consecuencias para el medio ambiente

Ante la falta de opciones para eliminar la basura, algunos promueven incinerar los residuos como solución al problema.  Esta alternativa,  que cada día tiene menos adeptos, genera serios daños al medio ambiente y los biosistemas. La quema de basura es incompatible con el RECICLAJE y COMPOSTAJE, que es en la actualidad, la única alternativa ecológica para la eliminación de residuos.

Flickr - SWVirginiaDeity's

En los últimos años el mundo  ha cuadriplicado su producción de desechos domésticos, incrementándose esta cifra en tres por ciento por año.  Entre los contaminantes tóxicos que se liberan al aire al producirse la quema, se encuentran dioxinas y furanos (sustancias altamente cancerígenas, resistentes a la degradación y que tienden a bioacumularse en el ser humano),  plomo, cadmio,  mercurio, gases de efecto invernadero (link), gases ácidos y partículas finas.

Las toxinas liberadas por los incineradores también representan riesgos para los seres vivos.
Los contaminantes del aire, tanto gaseoso como articulado, pueden tener efectos negativos sobre los pulmones. Las partículas sólidas se pueden impregnar en las paredes de la tráquea, bronquios y bronquiolos. La mayoría de estas partículas se eliminan de los pulmones mediante la acción de limpieza de los cilios de los pulmones. Sin embargo, las partículas sumamente pequeñas pueden alcanzar los alvéolos pulmonares, donde a menudo toma semanas, meses o incluso años para que el cuerpo las elimine. Los contaminantes gaseosos del aire también pueden afectar la función de los pulmones mediante la reducción de la acción de los cilios. La respiración continua de aire contaminado disminuye la función de limpieza normal de los pulmones.

Productos de Combustión Incompleta

Un Producto de Combustión Incompleta (PIC) es cualquier compuesto que no haya sido identificado a través de los análisis de los residuos que alimentan el incinerador, pero que se encuentra en los gases de salida .
Estas sustancias, son a veces más tóxicas y difíciles de destruir que los compuestos que les dieron origen. Su cantidad depende de la composición de los residuos que se queman, las condiciones de combustión y  de las condiciones meteorológicas.
Los PICs formados durante las condiciones normales de operación y los volúmenes aún mayores formados durante desajustes del funcionamiento, son liberados al medio ambiente a través de la chimenea, en las cenizas y en los efluentes de los dispositivos de control de la contaminación. Los desajustes en la operación de los incineradores de residuos peligrosos ocurren frecuentemente aún en los más modernos y mejor manejados, y provocan la formación de dioxinas y furanos policlorados.
Las dioxinas y furanos policlorados (PCDDs y PCDFs) representan tal vez los PICs más preocupantes y existen altas probabilidades de que se produzcan en los procesos de combustión a altas temperaturas de prácticamente cualquier combustible con una base de carbono y en presencia de cualquier fuente de cloro.

Prevenir, valorar y verter

Las dificultades para la eliminación de los desechos domiciliarios e industriales pueden ser superadas con políticas de reciclado. Reciclar significa volver a usar como materia prima elementos utilizados y descartados anteriormente, para producir otros nuevos. Esa tarea permite una sensible disminución de los residuos, a la vez que ahorra enormes cantidades de agua y energía. En países desarrollados, el proceso se facilita con la recolección selectiva de la basura. El papel, el vidrio y otros materiales son fácilmente reciclables.

Los materiales reciclables, como los metales, papel, fármacos, cartón, vidrio, plástico o pilas cada vez se recuperan con mayor celeridad. En piases que fomentan el reciclado, cada día más ciudadanos separan los residuos en diferentes bolsas la basura. Una vez depositados en los correspondientes contenedores , se envían a plantas de clasificación y selección desde las que serán trasladados a las distintas fábricas para su reciclado.

El proceso óptimo para el tratamiento de residuos debería basarse en tres aspectos, enumerados por su importancia: Prevenir, valorar y verter.

Prevenir: La tarea mas importante. Se basa en la reducción  de residuos en su origen, tratando de minimizar la cantidad generada, y su reutilización.

Valorar: Se aplicaran medidas para la recogida selectiva de basura, el reciclaje, el compostaje y la valorización energética en incineradoras.

Verter: La descarga en vertederos debe ser considerada como la última solución y la menos buena para el medio ambiente. A ella sólo se debe optar para los residuos que ya no tienen valor porque se les ha extraído toda su materia o energía aprovechable.

Aplicar una la recogida selectiva de basura, reducir la producción de residuos innecesarios y promover el reciclaje, que es hoy por hoy la alternativa con menor impacto ambiental para eliminar residuos.

FUENTES

LaReserva
Tessitore, 1990
Alianza Global para Alternativas a la Incineración/ Alianza Global Anti Incineración (GAIA)

Trackback URL:

http://www.lareserva.com/home/trackback/243

Quienes Somos - Contacto - Política de Privacidad © Todos los Derechos Reservados 2000-2013 - LaReserva.com