Las tecnologias renovables, deberán “renovarse”


Muchos estamos de acuerdo, en que hay que reducir las emisiones de carbono para evitar que nuestro clima sea cada día mas caliente e impredecible, pero su única alternativa: el uso de energías “renovables”, utiliza tecnologías basadas en fuentes no renovables, y en algunos casos, como sucede con el uso de un material llamado “indio” solo tenemos 10 años mas de suministro.
El indio
En una reciente conferencia de Energía, en Londres, Supratik Guha de IBM dijo, que las ventas de células solares de silicio están en crecimiento, siendo 2008 el primer año en que las obleas de silicio para células solares superaron a las que se usan en dispositivos microelectrónicos.
Aunque el silicio es un elemento abundante sobre la corteza de la Tierra, crea células relativamente ineficientes que les impide competir con la electricidad generada a partir de los combustibles fósiles.
La eficiencia de las células solares se mide gracias al porcentaje de la energía lumínica que convierte en electricidad. Las células solares de silicio alcanzan el 25% mientras las células solares de multi-unión pueden lograr eficiencias mayores del 40%.
Por esta razón, se piensa en células multi-union como el futuro de la energía solar, estas deben su alto rendimiento lumínico a un raro, y caro metal llamado “indio”, que a su vez es muy escaso. Existen menos de 10 minerales que contienen indio, y en ninguno esta presente en depósitos significativos.Las estimaciones indican un suministro de 10 años del material.
La mayor parte del indio, se utiliza para fabricar LCD's, por esta razon su precio alcanzo los 1000 dólares el kilogramo en los últimos años.
Si la energía del Sol se convierte en una gran fuente de electricidad, los paneles solares tendrían que cubrir enormes áreas, haciendo esencial una alternativa al indio.

El  platino
El uso del hidrógeno se enfrenta a retos similares, dijo Paul Adcock de la firma británica Intelligent Energy. Hasta el momento no se ha encontrado una forma barata de generar hidrógeno. Las nuevas alternativas, tales como usar enzimas bacterianas para “dividir” el agua, tienen un largo camino antes de ser comercialmente viables.
Hasta el momento, las células de combustible son la forma más efectiva de convertir el gas en electricidad. Pero la mayor parte dependen del caro platino para catalizar la reacción.
El  platino hace que el indio parezca abundante en la Tierra. Este caro material, está presente en la corteza terrestre apenas en 0,003 partes por mil millones y su precio es en dólares por gramo, no por kilogramo. Las estimaciones dicen que, si los 500 millones de vehículos que usamos hoy estuviesen equipados con células de combustible, todo el platino del mundo se agotaría en 15 años.
¿Combustible vs comida?
Los biocombustibles, como el etanol generado a partir del maíz, están entre los ejemplos más infames de la dudosa sostenibilidad de las formas de energía supuestamente renovables.
Esta vez, el recurso no renovable en riesgo, es la tierra cultivable del mundo, expreso Ausilio Bauen del Imperial College de Londres, participante de la conferencia.
Existen potenciales soluciones, pero ninguna de ellas lista para el mercado. Los combustibles a partir de la celulosa o incluso de la lignina pueden ser derivados a partir de material vegetal no comestible y de la madera en lugar de cultivos alimenticios.
Las algas, cultivadas en tanques al aire libre, podrían ser una alternativa, dado que extraer biocombustibles de las algas marinas podría evitar los problemas del uso en tierra.
Las tecnologías de energías renovables siguen siendo una gran esperanza para el futuro, y tienen garantizados fondos de investigación a corto plazo. Pero a menos que se establezca una segunda generación de ideas para energía verdaderamente sostenible, la luz renovable estaría en peligro de apagarse, en otras palabras las energías renovables deberán renovarse para poder ser sustentables.
Fuente
Newscientist

Autor