La singular belleza de la Mantis orquídea


Pocos insectos son más atractivos que una Mantis orquídea (Hymenopus coronatus). Su cuerpo dotado de una brillante coloración parece estar cubierto de pétalos. Muestra uno de los dimorfismos sexuales más pronunciados de todas las especies de Mantis duplicando las hembras en tamaño a los machos. En algunas ocasiones, durante y tras el apareamiento la hembra se come al macho. Son además la única especie de Mantis que se alimenta de plátanos.

 

 

Sus patas se asemejan a los pétalos de una flor y la coloración de su cuerpo suele mimetizarse con el entorno en el cual se desarrollan. Este singular insecto habita el sudeste de Asia. Como toda Mantis es un gran cazador de insectos e incluso de pequeñas lagartijas. En particular la Mantis Orquidea también se alimenta de pequeños trozos de plátano que le provee un alto contenido de potasio. Este insecto es un fuerte depredador, pero no es venenoso. Utiliza sus fuertes patas delanteras para atrapar a sus presas y devorarlas vivas. Son animales solitarios excepto en la época de reproducción, cuando macho y hembra se buscan para aparearse. Cuando hay más de un macho cerca de una hembra, éstos se pelean y sólo uno se reproduce. Es el único animal conocido que cuenta con un único oído localizado en su tórax.

 

 

 

Fotografías
Igor Siwanowicz, via photo.net
Destinys Agent via Flickr
Carl N San Diego via Flickr
luc.viatour via Flickr

Maria Magdalena Hernandez Solis para LaReserva.com

Blogs, foros y otros sitios que reproducen esta información: Gracias por citar la fuente original.