En Argentina ofrecen una recompensa por cada ejemplar muerto de Puma


El Ministerio de Producción de Río Negro prometió pagar 500 pesos argentinos (menos de 100 Euros) por cada ejemplar de puma muerto en la provincia, ya que el felino provoca daños a la ganadería ovina y vacuna. Una vergüenza. En Argentina, la especie se encuentra extinta en las provincias de Entre Ríos, el sur y centro de Santa Fe, el centro de Tucumán y en casi toda la provincia de Buenos Aires.

Este fascinante felino está protegido en Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Guayana Francesa, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela y Uruguay, es decir prácticamente en todos los lugares donde habita. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ha cambiado el estatus del puma de preocupación menor a especie casi amenazada, dejando abierta la posibilidad de que pueda ser catalogado como vulnerable cuando se disponga de más datos sobre su distribución.

En declaraciones a Radio Nativa de Viedma, citadas por la agencia Télam, el director general de Ganadería, Martín Oscos, anunció que los fondos para esa recompensa se obtienen de las tasas por guías de movimiento de hacienda, que abonan los productores. “La suma que se paga oficialmente se aumenta, por otra parte, con un plus por cuenta de los propios ganaderos, que son los primeros interesados en terminar con esta plaga”, agregó el funcionario.

Si bien no existen estudios, el “patético” director nacional de Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente de Argentina, Daniel Ramadori, señaló  “en apariencia, hay muchísimos pumas en la Patagonia”. Una vergüenza absoluta, otro funcionario que no tiene ni idea del cargo que ocupa.

El director de Ganadería de Río Negro explicó que hay dos formas de cazarlos en esa provincia: con la colocación de trampas metálicas, provistas por el Ministerio de Producción; o bien siguiendo el rastro con perros, hasta hallar al puma y matarlo con un rifle.

Boris V. Castañeda para LaReserva.com

Autor