Inicio

El futuro del ocelote

Cazados por su piel durante cientos de años, el ocelote fue clasificado como especie en peligro de extinción hasta el año 1996. Echamos un vistazo a este particular y solitario gato y nos preguntamos:  Si sus poblaciones han decaído en la mayoría de los lugares donde habita ¿por qué la IUCN no lo considera en peligro de extinción?

En un momento se pensó que este magnífico animal estaría extinto en la naturaleza para mediados del siglo XXI. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (IUCN) lo ingreso en su lista vulnerables (conocido como VU), pero desde 1996 ya no se considera en riesgo en el medio silvestre. No obstante esta clasificación, no somos los únicos  preocupados por el futuro de este hermoso animal en la naturaleza.

El Ocelote (Leopardus pardalis), también conocido como: ocelot, ozelot, manigordo, maracaya,  cunaguaro o tigrillo es un felino propio del continente americano. Está presente desde el sur de Estados Unidos y norte de México, hasta el norte de Argentina.

Son ante todo, bellos. Su abrigo es corto y suave tendiendo en cualquier caso a dibujar listas longitudinales. Su colorido de fondo son tonos que varían desde blanquizco o pardo rojizo a gris rojizo. El diseño de su pelaje parece ser como dibujo de cadenas y manchas, formando un diseño alargado con bordes de color negro cubriendo una área más oscura que el colorido de fondo. Su cabeza es maciza con dos rayas en cada lado de su quijada encerrando un área casi completamente blanca. Sus ojos son de color café o amarillo dorado. Su vientre es de color blanco como la nieve con manchas negras y su cola con diseños de anillos o rayas de color negro en la parte superior y blanquizcas en la parte inferior. El tope de su cola es de color negro. Sus patas son relativamente cortas y sólidas, con su planta de sus patas robustamente rellenada y con manchas y/o rayas sólidas de color negro. Como la mayoría de los gatos silvestres, el exterior de sus orejas redondeadas es de color negro con una mancha de color blanco en el centro.

El Ocelote es uno de los pocos felinos pequeños que han sido estudiados en sus diferentes hábitats. Son esencialmente nocturnos, como todo felino son territoriales y solitarios. Estudios que se han llevado a cabo en Ocelotes equipados con aparatos de transmisión, indican que hembras adultas defienden su territorio exclusivo que se extiende hasta 14.3 kilómetros cuadrados en Belice, mientras que el territorio de los machos cubre una área hasta 31.2 kilómetros cuadrados (también en el mismo país), entrelazando uno o más territorios de las hembras.

Se alimentan de pasto, mamíferos medianos y pequeños; como zarigüeyas, monos o murciélagos  También comen reptiles (caimanes jóvenes, lagartos y serpientes) y los huevos de las tortugas. Cazan aves y son buenos nadadores y pescadores.

Tras 80 días de gestación, de uno a tres pequeños pueden nacer sobre una cama de hojas y hierbas escondida en el hueco de un árbol, en una madriguera entre rocas o, simplemente, bajo un matorral. Los pequeños se mantienen dentro o alrededor de su guarida por varias semanas y dependen de su madre por varios meses. Su actividad sexual comienza al año y medio para las hembras y dos años y medio para los machos. Abandonan su madre para comenzar su vida independiente alrededor de los dos años.

En el pasado, los ocelotes han vivido en muchos zoológicos y quizás esta sea la razón del por qué son uno de los felinos mas conocidos. Contrariamente a la mayoría de felinos pequeños, su reproducción ha sido exitosa en cautiverio. Desgraciadamente, esta actividad no fue regulada y muchos zoológicos tienen el problema de una sobrepoblación de crías con linajes desconocidos.

Desde el año 1970 al año 1989, la población de ocelotes fue casi exterminada debido al comercio internacional de pieles. La implementación de controles estrictos, como así también la disminución de su población, ha registrado una disminución en el numero de Ocelotes cazados, aun cuando la caza ilegal de ellos existe hasta ahora. La población esta disminuyendo debido a la destrucción de su hábitat natural y la escasez de presas propia a su dieta alimenticia. Esta especie también ha sido explotada en su hábitat natural por la comercialización del mercado de ventas de mascotas. El método usual, es la captura y muerte de la madre para robar los pequeños.

En desacuerdo con la IUCN, la mayoría de las sociedades de conservación creen que el ocelote, se encuentra en serio peligro de extinción. Todo parece indicar que sus poblaciones están en declive en todos sus territorios. Tal vez la IUCN debería reconsiderar su clasificación.

Boris Castañeda para LaReserva.com

Fuentes

Genética de poblaciones amazónicas: la historia evolutiva del jaguar, ocelote, delfín rosado, mono lanudo y piurí, reconstruida a partir de sus genes

Leopardus pardalis

ocelot

Wild cats conservation

Fotografías

(Bill and Mavis) - B&M Photography

faeryboots

Ana_Cotta

dracobotanicus

Trackback URL:

http://www.lareserva.com/home/trackback/1343

El tigrillo no es ocelote

Hola! Quisiera hacerles la observación que un tigrillo o margay (Leopardus wiedii) no es lo mismo que un ocelote. El tamaño de sus manchas es menor y su cabeza es más redondeada. Su actividad es completamente nocturna, muestra gran actividad arbórea porque sus patas han evolucionado de tal manera, que se puede colgar de las ramas sujetándose únicamente con sus garras posteriores.
Felicitaciones por su página es muy interesante y educativa
Saludos

TrackBacks

from divoblogger.com on Mar, 26/04/2011 - 14:39

Cazados por su piel durante cientos de años, el ocelote fue clasificado como especie en peligro de extinción hasta el año 1996. Echamos un vistazo a este particular y solitario gato y nos preguntamos: Si sus poblaciones han decaído en la mayoría...

Quienes Somos - Contacto - Política de Privacidad © Todos los Derechos Reservados 2000-2013 - LaReserva.com