La parra de Jade en peligro de extinción


La también conocida como parra esmeralda (Strongylodon macrobotrys) es nativa de los bosques tropicales de las Filipinas. Su aspecto es sorprendente, sus tallos pueden alcanzar hasta 18 m de longitud y sus flores muy bellas. Se encuentra en peligro de extinción por la deforestación. Una maravilla de naturaleza intentando sobrevivir al ser humano.

Sus flores en forma de racimos  son de color turquesa y su aspecto sorprendente. Estas flores son muy requeridas por distintos animales que las habitan con asiduidad: avispas, mariposas, colibríes (Aethopyga bella ) y  hasta una especie de murciélago se alimentan de su néctar.

La Strongylodon macrobotrys no soporta las heladas, se cultiva generalmente en pérgolas para que luzcan sus espectaculares flores cuando maduran. Las flores caídas cambian de color a medida que se secan, de turquesa a azul verdoso y finalmente a morado.

Autor