La fascinante piscina natural de Hamilton en Texas


Esta maravillosa piscina natural, de color verde jade, se creó cuando la cúpula de un río subterráneo se desplomó debido a erosión producida durante miles de años. Se encuentra a unos 37 kilómetros al oeste de Austin, Texas, sobre la carretera 71. La piscina está rodeada por enormes losas de piedra caliza, cascadas de agua y grandes  estalactitas que crecen desde su techo.

 

La piscina natural de Hamilton, de aproximadamente 1 kilómetro cuadrado, tiene una profundidad de 15 metros. Tanto la piscina como un arroyo que la cruza, no son tratadas químicamente, por lo que la calidad del agua se controla periódicamente y en ocasiones se limita la natación. Antes del siglo 19, los indios Tonkawa y Apaches Lipan vivían en la zona. En 1860, Morgan C. Hamilton compro la propiedad que ahora se conoce como la reserva de la piscina natural de Hamilton. En 1880, la familia Reimer (inmigrantes procedentes de Alemania) compró la propiedad a Hamilton para la cría de ovejas y el ganado vacuno.

 

Aunque los ganaderos podrían haber considerado a la gruta como un peligro de seguridad para su ganado, los Reimers pronto se dieron cuenta de su valor como área recreativa y abrieron este sector de su propiedad para uso público.

En 1985, el Condado de Travis adquirió 232 acres (1 kilómetro cuadrado ) a la familia Reimers e implemento un plan de gestión territorial para restaurar la zona que estaba  afectada por el flujo continuo de visitantes y por el ganado que prácticamente había eliminado toda la flora nativa.

En la actualidad el lugar goza de una exuberante población de helechos y se ha recobrado la flora autóctona, se han restaurado las praderas que rodean la piscina y la calidad del agua mejoro notablemente.

Esta hermosa piscina natural no posee personal guardavidas de guardia. Inodoros de compostaje y mesas de picnic se proporcionan cerca del estacionamiento. Esta prohibida la pesca, y el camping en la zona. El acceso al lugar cuesta en la actualidad 10 dólares.

 Clara Bolonia para LaReserva.com

Autor