Inicio

La revolución azul

Ya es hora que pensemos en dejar de saquear los mares. Una de las alternativas para que esto suceda es la acuicultura, es decir, el desarrollo de todas las actividades relacionadas con el cultivo y criado de plantas y animales en el agua.

Los avances producidos en agricultura y ganadería, en los últimos 100 años, fueron muchísimos, sin embargo el hombre se encuentra con las plantas y animales del mar en casi en el mismo punto que sus antepasados.

Para poder llegar a desarrollar la acuicultura se necesitara una estrecha colaboración de numerosas disciplinas científicas: oceanógrafos, biólogos marinos, microbiólogos, ecólogos, nutricionistas, ictiólogos, informáticos y economistas deberán unir sus conocimientos. Un enfoque pluridisciplinario es fundamental.

La pesca que se practica en la actualidad es antieconómica, por que nos estamos “comiendo” nuestro capital, y antiecologica porque la pesca excesiva y devastadora nos lleva al saqueo general de los mares. La acuicultura se encuentra en sus comienzos. Sabemos casi lo mismo del cultivo de algas que los primeros agricultores de la Mesopotamia.

En la actualidad muchos proyectos relacionados con acuicultura extensiva solo tienen un objetivo comercial sin pensar en mejorar la calidad de nuestros mares o lo que es peor se utilizan ecosistemas como los manglares para transfórmalos en estanques de cria. Este tipo de acuicultura es uno de los mayores atentados a la biodiversidad mundial.

Es el momento de pensar en una nueva acuicultura cultivando “realmente” el mar de forma prudente y ecológica. A eso llamamos la revolución azul.

Especies criadas en la actualidad.

Los organismos más fáciles de criar son los que no se mueven o se mueven muy poco como los moluscos. Los primeros resultados obtenidos en acuicultura se consiguieron con los mejillones y las ostras, esta podría considerarse como acuicultura extensiva. Se trata de la domesticación de una especie que es criada sin mejorar la productividad natural del medio y en muchos casos empobreciendola.

Existen muchísimas especies que se crían en la actualidad y desde ya hace muchos años. La trucha, el salmón y la carpa, el lenguado, el rapante, la dorada, la lubina, las ostras, el camaron y los mejillones entre otros son las especies mas comunes para criar.

El cultivo de algas es el que tiene más potencial dentro de la acuicultura. La riqueza biológica de las algas es muy grande. Se estima que, de los 100.000 millones de toneladas que se forman anualmente de materia orgánica en el océano, la mayor parte de esta biomasa esta compuesta por algas. Las algas marinas se cultivan en oriente desde hace ya muchos años, y son muy valoradas en cocina. En occidente se utilizan principalmente como abono. Los principales productores son Japón, China, Corea del sur, Taiwán y Filipinas.

Granjas marinas

Existen distintos proyectos de explotación integrada marina. En todos los casos su finalidad es controlar la pirámide alimenticia acuática, desde los productores primarios como las algas y el plancton hasta los grandes peces de tipo comercial.

Generalmente luego de que los huevos eclosionan, la mayoría de los alevines se desarrollan a partir de plancton vegetal y animal. La alimentación de los alevines no esta considerada una tarea muy complicada, las exigencias aumentan a medida que los animales crecen. Las condiciones de salinidad de agua, temperatura y oxigenación pueden variar por lo que resulta indispensable contar con un estanque para cada etapa en la vida del animal.

Cuando se posee un estanque de gran tamaño es aconsejable dividirlo en cubetas más pequeñas y fácilmente controlables.

Otro problema de difícil resolución es la invasión en los estanques de cría de parásitos. Se impide que ingresen a los estanques colocando filtros que actúan como barreras de contención.

Trackback URL:

http://www.lareserva.com/home/trackback/198

Quienes Somos - Contacto - Política de Privacidad © Todos los Derechos Reservados 2000-2013 - LaReserva.com