Inicio

La serpiente voladora

La Chrysopelea, más comúnmente conocida como la serpiente voladora, pertenece a un género de la familia Colubridae. Estas  serpientes son levemente venenosas pero se consideran inocuas para porque su toxicidad no es peligrosa para los seres humanos. Son excelentes planeadoras pudiendo alcanzar la distancia de 100 metros en sus "vuelos".

Su hábitat se concentra principalmente en el sudeste de Asia, en las Islas Melanesia, y la India. Estas serpientes voladoras son capaces de planear mejor que las ardillas voladoras y otros animales planeadores, a pesar de la falta de extremidades o alas.

La Chrysopelea realiza sus particulares vuelos partiendo desde la cima de los arboles. Antes de comenzar su "vuelo" la serpiente adopta una forma similar a una "J". Posteriormente se inclina hacia adelante para determinar el nivel de inclinación del salto, y de esta forma controlar su trayectoria de vuelo y seleccionar una zona de aterrizaje.

Una vez que decide cual es su destino, la serpiente se impulsa hacia adelante y comienza a planear. Mientras su estómago adopta una forma cóncava, la Chrysopelea,  realiza un movimiento de ondulación (similar al de una serpentina) continuo en paralelo al suelo lo que ayuda a estabilizar su dirección en el aire para aterrizar con seguridad.

Su habilidad para "volar" ha sido un objeto de interés para muchos biólogos y  físicos. Un estudio realizado por la Universidad de Chicago demuestra una correlación entre el tamaño y la capacidad de deslizamiento de estas serpientes, siendo las más pequeñas las que alcanzaron mayores recorridos.

La Chrysopelea es una serpiente diurna y se alimenta de lagartos, ranas, aves y murciélagos.

Existen cinco especies reconocidas de serpientes voladoras. El conocimiento de su comportamiento en la naturaleza es limitado, pero se cree que son altamente arbóreas y rara vez descienden a la superficie. La especie más pequeña llegar alcanzar los 61 centímetros de largo y la más grande puede crecer hasta 1.2 metros.

Las tres especies más conocidas son:

Chrysopelea ornata: Esta es la especie más grande de las serpientes voladoras. Generalmente su color es verde limón, pero en la India puede adoptar un color naranja con las marcas rojas y pequeñas barras de negras en el dorso. Debido a su tamaño, su capacidad de deslizamiento es débil.

Chrysopelea paradisi: Esta especie de serpiente voladora, que puede alcanzar hasta un metro de longitud, es popular en el comercio de mascotas europeo. Sus cuerpos son de color negro pero cubierto por escamas de color verde. Algunos ejemplares pueden presentar una coloración completamente verde.

Chrysopelea Pelias:  Esta es la más pequeña de las serpientes voladores alcanzando una longitud de 61 centímetros. Su cuerpo es negro o gris oscuro cubierto de gruesas escamas de color rojo y amarillo con bandas delgadas negras. Existen registros de vuelo de esta serpiente que alcanzan los 100 metros.

Las otras especies poco estudiadas son:

  •     Chrysopelea rhodopleuron (Boie , 1827)
  •     Chrysopelea taprobanica (Smith, 1943)

Pato Lopez Frozen para LaReserva.com

Fuentes

Flying Tree Snake
The Amphibians and Reptiles of Panay Island, Philippines
A survey of amphibians, reptiles and birds in northeast India
Chrysopelea

Trackback URL:

http://www.lareserva.com/home/trackback/2045

TrackBacks

from www.meneame.net on Mié, 06/04/2011 - 10:36

La Chrysopelea, más comúnmente conocida como la serpiente voladora, pertenece a un género de la familia Colubridae. Estas serpientes son levemente venenosas pero se consideran inocuas para porque su toxicidad no es peligrosa para los seres...

Quienes Somos - Contacto - Política de Privacidad © Todos los Derechos Reservados 2000-2013 - LaReserva.com