La isla habitada más remota del mundo


Se trata de la isla británica Tristán de Acuña (Tristan da Cunha) en el Atlantico Sur. Es el lugar más alejado de cualquier otro lugar habitado. Su acceso es complicado dado que la isla está rodeada por acantilados de más de 600 metros de altura. Su población es de 271 habitantes.


 

Fue descubierta en 1506 por el navegante portugués Tristão da Cunha y comenzó a estar habitada (de manera estable) a principios del siglo XIX, cuando fue anexionada por la Corona Británica (ver territorios de ultramar británicos).
 


 

La isla fue en la antigüedad usada como base temporal para los balleneros y cazadores de focas, principalmente provenientes de los Estados Unidos (de allí llegaron los primeros colonos). El comienzo de la industria de la langosta en 1950 hizo florecer la empobrecida economía existente, que pasó de ser de subsistencia a una economía de mercado, aunque la agricultura sigue siendo la principal ocupación de los isleños junto con la pesca.
 


 

En 1961, una erupción volcánica provocó la evacuación de la población al Reino Unido (a la localidad de Calshot). Allí tuvieron que soportar uno de los peores inviernos británicos y nuevas enfermedades para las que no estaban preparados. Aunque algunos de los mayores de edad murieron, y otros se quedaron a vivir en Calshot, la mayoría de los evacuados regresó en 1963.
 


 

Las especiales características demográficas de sus habitantes, debido a su aislamiento y la elevada endogamia, hizo que su población fuese analizada, tal como lo muestra el informe presentado en European Journal of Human Genetics

Aunque algunos jóvenes de Tristán da Cunha se marchan de la isla en busca de pareja, los matrimonios entre los propios habitantes son la regla, y hacen que sólo haya ocho apellidos diferentes en la isla: Glass, Green, Hagan, Laverello, Repetto, Rogers, Swain y Patterson, repartidos en 80 familias. En la isla se consume un número bastante elevado de botellas de whisky. En 1993 y 1994, cada individuo bebió el equivalente a casi 50 litros de whisky de media por año.
 


 

Actualmente existe en el asentamiento Edimburgo una tienda de ultramarinos, una emisora local de radio, un café, un videoclub, una piscina y una pista de tenis. Los habitantes también poseen un centro comunitario de reunión. La conexión con el mundo exterior se mantiene a través de un teléfono/fax vía satélite, situado en la oficina del administrador, pero últimamente se está mejorando la conexión a Internet.
 

No hay aeropuerto y sólo se puede llegar al puerto en barco. La llegada anual del buque "RMS Saint Helena" trae consigo nuevos productos, como medicinas, libros, vídeos, revistas y correo. También existe en Sandy Point una granja. Para las urgencias sanitarias más complicadas se traslada a los enfermos hasta un hospital en Ciudad del Cabo, aunque médicos de cabecera, dentistas y otros especialistas hacen largas estancias durante días para comprobar la salud de la población.

Clara Bolonia para LaReserva.com

 

 

Autor