¿Un ave con muchas patas?



No, un frailecito silbador (Charadrius melodus) y sus polluelos escondidos bajo sus plumas.

Autor