La cascada de Havasu



Perdida en la inmensidad del Gran Cañón de Arizona, emerge la cascada de Havasu. No es su tamaño la razón de su belleza, sino el contraste que producen sus aguas verdes azuladas con las tierras rojizas del desierto norteamericano. El agua cae con potencia desde 37 metros de altura en una piscina natural ideal para disfrutar de un baño refrescante. Una maravilla natural.

Esta cascada es el principal salto de las denominadas cataratas del Cañón Havasu al suroeste del Gran Cañón.  El color del agua se debe a su alto contenido de minerales principalmente compuesto por carbonato de calcio. Su nombre proviene de los havasupai que son una tribu amerindia que habita la región del oeste del Gran Cañón en el estado estadounidense de Arizona. En la actualidad la tribu tiene unos 650 integrantes.

Autor