David y Goliat



Habitantes de las aldeas cercanas a Altamira, en el norte de Brasil, dirigen sus flechas a un helicóptero de la policía que sobrevuela la zona. Esta región había sido ocupada por alrededor de 300 activistas, indígenas, pescadores y residentes de los asentamientos costeros, que protestaban contra la construcción de centrales hidroeléctricas. Fotografía Lunae Parracho.

Autor