Aprendiendo a aullar



Si bien otros animales como las hienas y los coyotes también aúllan, el aullido está íntimamente relacionado con los lobos (Canis lupus) y sus crías. En esta maravillosa fotografía se aprecia como los lobeznos imitan el comportamiento de los adultos desde muy pequeños.

Los lobos aúllan solos o en grupo para comunicarse y expresar sus emociones con ejemplares de su propia especie.

La más común es simplemente averiguar dónde se encuentra su jauría. Sin embargo también aúllan para advertir a otros lobos de un posible peligro, o para expresar sus emociones tanto de alegría (cuando nace una nueva cría o la captura de una presa) como de tristeza (cuando muere alguien de la manada o cuando un lobo viejo es abandonado por su grupo).

Los lobos también aúllan en épocas de apareamiento y algunos estudios indican que en ocasiones los lobos aúllan para incentivar a otros lobos de la manada antes de salir de cacería (obviamente en grupo).

Si bien algunos animales como el coyote, las hienas, algunas razas de perros, los chacales, y los dingos (entre otros cánidos) aúllan, estos lo hacen en situaciones particulares. En el caso del lobo, es su sonido característico ya que aúlla como medio de comunicación, y su sonido puede oírse a muchos Km de distancia.

Autor