La naturaleza, un inesperado beneficiario



Muchos suponíamos que la pandemia mundial traería aparejada cambios beneficiosos para el medio ambiente, pero jamás pensamos que lo haría en tan rápidamente. El confinamiento, sumado al cierre de fabricas de los principales países del mundo hizo que los ríos estén más limpios, nuestros cielos y océanos menos contaminados y que la vida silvestre se comience a sanar de todo el daño que el infringimos a diario. Lo asombroso fue la rapidez en que se notaron esos cambios.Las ciudades que viven cerca zonas con vida silvestre serán las primeras en notar las presencia de animales salvajes como zorros, jabalíes y osos entre otros mamíferos y aves. Esta pandemia es una suerte de “vacaciones” para nuestros fascinante planeta.

Pero no solo los mamíferos son beneficiados por la pandemia mundial del coronavirus, la falta de polución también beneficia directamente a los cielos, los océanos y principalmente la flora.

Poco a poco las góndolas atiborradas de turistas en los canales de Venecia desaparecen y surgen aguas cristalinas y se recupera la población de peces. Esto es muy lógico dado que la falta de circulacion de góndolas y otras embarcaciones hace que los sólidos del agua decanten. Cuando vuelva la circulación, volveran las aguas turbias a Venecia, pero quizas esto nos enseñe que hay que restringir la circulación de naves por los canales.

La bruma tóxica que solía encapotar el cielo de Hong Kong desapareció para dar lugar a un aire puro que no se respiraba desde antes de la revolución industrial. En algunos sitios del mediterrano la fauna marina se recupera y los delfines se acercan a la costa por primera vez en décadas.

En medio de una pandemia la naturaleza es un inesperado beneficiario.

Hace pocos días se vieron imágenes difundidas por los propios vecinos de Venecia en redes sociales en donde se ve claramente que mejoró la calidad de las aguas en las últimas dos semanas. En algunas zonas, incluso acoge cantidades importantes de pequeños peces, procedentes presumiblemente de la laguna de Venecia y el mar Adriático.

Recientemente en España en Ventanueva, un oso pardo se paseó durante la noche por sus calles, unas imágenes que se han vuelto virales en redes sociales. Los vecinos han podido ver desde sus ventanas como este oso adulto se apoderó de las calles aprovechando la ausencia de de gente en la vía pública.

Según un análisis realizado para Carbon Brief, el bloqueo y la reducción de la actividad económica en China condujeron a una reducción estimada del 25% en las emisiones de CO2 durante cuatro semanas.

Las observaciones han demostrado que los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) están reduciendo significativamente por las cuarentenas en China e Italia. En Italia, una tendencia gradual de reducción de alrededor del 10% por semana durante las últimas cuatro a cinco semanas ha sido confirmada por observaciones de superficie del Servicio de Monitoreo Atmosférico Copérnico de la Unión Europea.

El mundo necesita demostrar la misma unidad y compromiso con la acción climática y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, al igual que hace con la pandemia de coronavirus. El fracaso en la mitigación del cambio climático podría conducir a mayores pérdidas tanto de vidas como económicas durante las próximas décadas.

Autor