Greenpeace España cuelga un tiburón de 5 metros de la puerta del Ministerio de Pesca para denunciar las capturas sin control

Dos activistas de GreenPeace han colgado redes de pesca junto a un gran tiburón en el Ministerio de Pesca para alertar sobre la sobreexplotación pesquera ejercida por la península ibérica.

Recordamos que España tiene el triste récord de ser el primer proveedor europeo de aletas de tiburón (conocido como finning o aleteo) para el mercado asiático. Aunque mutilar a los tiburones cortando sus aletas y arrojar el cadáver o el pez moribundo al agua es ilegal en muchos países pero la flota española sigue haciendo. Las aletas son un 2% del tiburón, así que ocupan poco espacio en los barcos y permiten que los pescadores siguen faenando y acumulen más capturas.

Greenpeace cuelga un tiburón de 5 metros de la puerta del Ministerio de Pesca para denunciar las capturas descontroladas Según la organización ecologista, España ha ratificado el compromiso para asegurar la protección de, al menos, el 30% del océano global a través de una red de áreas marinas altamente protegidas para 2030.

Pero según un documento al que tuvo acceso Greenpeace tras la pasada ronda de negociaciones de marzo, la Secretaría General de Pesca del Gobierno español estaría "valorando positivamente" excluir la actividad pesquera del Tratado Global de los Océanos, algo que, en su opinión,  "no tiene sentido puesto que la desenfrenada actividad pesquera es uno de los principales problemas que atraviesan".

La organización ecologista reclama al Ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, "que defienda y apoye públicamente un Tratado Global de los Océanos ambicioso, que esté totalmente facultado para proteger toda la biodiversidad marina, incluyendo los peces y su pesca".

 

Autor