Los camarones y los gusanos fueron los primeros animales en recuperarse después de la mayor extinción masiva del planeta

Investigadores que estudian antiguas madrigueras y senderos en el lecho marino han descubierto que los animales que excavan en el fondo del mar fueron de los primeros en recuperarse después de la extinción masiva del final del Pérmico.

Un nuevo estudio, publicado hoy en la revista Science Advances, realizado en conjunto entre investigadores de China, EE. UU. y el Reino Unido revelan cómo la vida en el mar se recuperó del fatídico evento, que mató a más del 90% de las especies en la Tierra, a partir de sus observaciones de restos fósiles.

La vida fue devastada por la extinción masiva del final del Pérmico hace 252 millones de años, y la recuperación de la vida en la Tierra tomó millones de años para que la biodiversidad volviera a los niveles previos a la extinción. Pero al examinar senderos y madrigueras en el lecho marino del sur de China, el equipo internacional pudo reconstruir el renacimiento de la vida marina al identificar qué actividad animal estaba ocurriendo y cuándo.

El profesor Michael Benton, de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol, quien colaboró del nuevo artículo, dijo: "La extinción masiva de finales del Pérmico y la recuperación de la vida en el Triásico temprano están muy bien documentadas en todo el sur de China.

"Pudimos observar trazas de fósiles que fueron hechas a lo largo de millones de años y reconstruimos las etapas de recuperación de todos los animales, incluido el bentos (organismos que se entierran en la arena, como las almejas, caracoles y berberechos, así como aquellos que se adhieren a las rocas), el necton (organismos que nadan activamente en las áreas acuáticas), como así como estos animales de madriguera de cuerpo blando en el océano".

El Dr. Xueqian Feng, de la Universidad de Geociencias de China en Wuhan, dirigió el estudio y se centró en madrigueras y senderos antiguos. Explicó: "Los rastros de fósiles, como senderos y madrigueras, documentan en su mayoría animales de cuerpo blando en el mar. La mayoría de estos animales de cuerpo blando no tenían esqueleto o tenían esqueleto muy débil.

"Hay algunas localidades asombrosas en el sur de China donde encontramos una gran cantidad de fósiles bellamente conservados, y los detalles pueden mostrar comportamientos de ingeniería de ecosistemas, así como sus efectos de retroalimentación sobre la biodiversidad de los animales esqueléticos".

El Dr. Chunmei Su, otro colaborador, dijo: "La extinción masiva mató a más del 90 por ciento de las especies en la Tierra, y lo vemos en la reducción catastrófica de la función ecológica de los animales sobrevivientes en el océano”.

"Al principio, solo hubo unos pocos sobrevivientes, y la recuperación comenzó en aguas más profundas. La recuperación de necton ocurrió al mismo tiempo que la recuperación total de las actividades de ingeniería del ecosistema infaunal”, infauna es la fauna o conjunto de organismos que viven entre las partículas del sedimento en el medio acuático.

Alison Cribb, colaboradora en el estudio por la Universidad del Sur de California, agregó: "Los primeros animales en recuperarse fueron los que se alimentan por depósito, como los gusanos y los camarones. La recuperación de los que se alimentan en suspensión, como los braquiópodos, los briozoos y muchos bivalvos, tomó mucho más tiempo, y algunos animales, como los corales, desaparecieron por completo. Los arrecifes de coral no regresaron hasta mucho más tarde".

Porque la crisis del final del Pérmico, que fue tan devastadora para la vida en la Tierra, fue causada por el calentamiento global y la acidificación de los océanos.

Los datos de trazas de fósiles revelan la resiliencia de los animales de cuerpo blando a las altas concentraciones de CO2 y al calentamiento. Estos ingenieros de ecosistemas pueden haber desempeñado un papel importante en la recuperación del ecosistema béntico después de todas las extinciones masivas.

Fuente: Shrimps and worms among first animals to recover after largest mass extinction

Autor