Un nuevo Júpiter



El hallazgo de un exoplaneta en la vía láctea de un tamaño similar al de Júpiter fue realizado por satélite espacial CoroT. El denominado “Corot-9” orbita alrededor de una estrella semejante a nuestro Sol en la llamada constelación de la Serpiente a unos 1.500 años luz de distancia de la Tierra.

Este exoplaneta gigante (y gaseoso), que posee rasgos comunes a la mayoría de los detectados hasta la fecha, representa un valioso modelo a la hora de identificar nuevos planetas con temperaturas moderadas.

“Corot-9b es el primer exoplaneta ciertamente similar a uno de nuestro Sistema Solar”, destaca Hans Deeg, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) quien lidero un equipo de unos 60 astrónomos de todo el mundo y cuyo descubrimiento será publicado en la revista Nature.

“El planeta está compuesto en su mayoría de hidrógeno y helio”, indica el astrofísico de la Universidad de Niza Tristán Guillot, “pero su interior sólido, de un tamaño de hasta 20 masas terrestres, podría contener rocas y agua a altas temperaturas y bajo extrema presión. En este sentido, es muy similar a los planetas gigantes de nuestro Sistema Solar, Júpiter y Saturno”.

La temperatura en su superficie gaseosa oscila entre los 150 grados centígrados y unos veinte bajo cero, con mínimas variaciones entre el día y la noche y con la posible presencia de una capa de nubes reflectantes.
Corot-9b es el primer exoplaneta que permite un estudio en mayor detalle, de modo que “puede dar lugar a una mejor comprensión de estos planetas tan comunes y abrir un nuevo campo para entender la atmósfera de los planetas con temperaturas moderadas o bajas”, señaló Brandon Tingley, investigador del IAC.

Fuente: Instituto de Astrofísica de Canarias

Autor