El dragón de Komodo, un "dinosaurio" viviente



No es suficiente que el dragón de Komodo (Varanus komodoensis) puede crecer tres metros y pesar entre 80 y 140 Kg. convirtiéndolo en el lagarto más grande del planeta. No es suficiente que pueden derribar a un bufalo de agua con sus afilados dientes y garras enormes. Ni siquiera basta mencionar que sus bocas contienen una diversidad de venenos y bacterias que casi siempre provoca infecciones graves o mortales en las heridas por mordeduras. Si todo eso no fuera suficiente, las hembras pueden poner huevos, incluso si no hay machos alrededor


 
 

Autor