El Lince Ibérico, el felino mas amenazado del planeta



El censo realizado en 1990 señalaba la existencia de unos 1.200 ejemplares, 10 años mas tarde cerca de 500 y en 2009 su población se estimó en 250 ejemplares adultos. Diferentes programas de cría en cautiverio lograron reintroducir ejemplares en zonas de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y el sur de Portugal. En la actualidad se estima que existen cerca de 700 ejemplares.

 

Los principales causas por las que el Lince Ibérico se encuentra en peligro de extinción son:

  • la falta de alimento, dado que existe una pronunciada disminución en la poblaciones de conejos
  • la destrucción de su hábitat natural, el monte mediterráneo
  • los cazadores furtivos y los atropellos en las carreteras, ya que habita cerca de áreas pobladas
  • la reducción de las poblaciones deteriora su calidad genética y hace inviable su reproducción en estado salvaje.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, le ha calificado, junto al tigre de Bengala, como el felino más amenazado del planeta. En solo cincuenta años, esta especie ha pasado de habitar la mayor parte de la península Ibérica a verse recluida en pequeñas áreas sin conexión entre sí.

 


Existen en la actualidad cinco poblaciones de linces en estado salvaje, de las cuales  sólo dos son genéticamente viables. La más importante está en la Sierra de Andújar, una zona de monte mediterráneo con un aceptable estado de conservación y en la que se estima que sobreviven unos 60 ejemplares. De ellos, una docena se encuentra en el interior de la finca estatal Lugar Nuevo, donde se ha puesto en marcha el Plan Integral para la protección de la especie.

La segunda área mas importante se encuentra en el Parque Nacional de Doñana. Allí se estima que existen aproximadamente 40 ejemplares. Las otras tres áreas se encuadran en el cuadrante sudeste de la península: El Enebral, Montes de Toledo y Sierras de Gata y Granadilla.
 

Existen programas como el de Cría en Cautividad que intentan asegurar a corto plazo la conservación del material genético de la especie y crear, a medio y largo plazo, nuevas poblaciones de lince ibérico, reintroduciendolos en su hábitat natural. Uno de los mas conocidos se realiza en el Parque Nacional Doñana (Centro de Cría de “El Acebuche”) , y en el Zoobotánico de Jerez. También existen otros proyectos dentro del marco del programa Life de la Union Europea.

Estos programas han incrementado la cantidad de linces ibéricos en estado salvaje a cerca de 700 en el censo realizado durante el 2018.

 

Actualizacion a marzo de 2020

Autor