Armillaria ostoyae: el organismo vivo más grande del planeta

Un espécimen ubicado en el Bosque Nacional Malheur del noreste de Oregón está considerado como el organismo vivo más grande conocido en la Tierra por masa, área y volumen. Este "hongo enorme", cubre cerca de 9 km2 y pesa cerca de 35.000 toneladas. Se estima que el organismo tiene cerca de 8000 años de antigüedad. Es llamado coloquialmente como "Humongous fungus". Fascinante

Este hongo comestible, como la mayoría de los hongos parásitos, se reproducen sexualmente. Los hongos comienzan su vida como esporas , liberadas al medio ambiente por un hongo maduro.

Usando genotipificación y análisis clonal, los científicos determinaron que un espécimen de Armillaria ostoyae de 2500 años en el norte de Michigan , Estados Unidos, se originó a partir de esporas de un hongo padre en Ontario Canadá, y luego creció durante milenios hasta el siglo XXI hasta alcanzar una masa de 440 toneladas.

La especie es de particular interés para los administradores forestales, ya que la especie es altamente patógena para una serie de maderas blandas comerciales, en particular el abeto de Douglas ( Pseudotsuga menziesii ), los abetos ( Abies spp. ), los pinos ( Pinus ) y la cicuta occidental ( Tsuga heterophylla ).

Armillaria ostoyae es más común en las regiones más frías del hemisferio norte. En América del Norte, este hongo se encuentra en árboles coníferos hospederos en los bosques de la Columbia Británica y el noroeste del Pacífico. También crece en diferentes partes de Asia .

Este hongo puede permanecer viable en tocones durante 50 años. Los tratamientos químicos no erradican el hongo por completo y no son rentables. El enfoque más frecuente y eficaz para manejar los problemas de enfermedades de las raíces es intentar controlarlos en la cosecha final mediante la replantación de especies de árboles adaptadas al lugar que sean tolerantes a las enfermedades.

Diversos experimentos han demostrado que el uso de otro hongo llamado Hypholoma fasciculare, excluye de forma competitiva a Armillaria ostoyae tanto en condiciones de campo como de laboratorio, pero se requiere más experimentación para establecer la eficacia de este tratamiento.

Autor