Kyoto, el protocolo incumplido



El cambio climático esta en marcha y es una realidad. Este no es gradual como se creía y esta dando lugar a sorpresas climáticas en todo el mundo con consecuencias devastadoras para el hombre y la naturaleza.

En el protocolo de Kyoto los 38 países mas industrializados del mundo se comprometieron a reducir sus emisiones de gases (invernadero) en un 5,2 % para el año 2015.

Casi ningún país se ha mostrado realmente interesado en cumplir lo pactado generalmente aludiendo problemas económicos.

En Estados Unidos, donde vive el 4% de la población mundial, se genera el 40% de todas las emisiones contaminantes del mundo. Es decir, este no es un problema “americano”, es un problema que nos afecta a todos. El gran contaminante mundial deberá asumir su responsabilidad y cumplir con lo que firmo en el protocolo de Kyoto.

George Bush y su gabinete de notables quieren desvincularse completamente Kyoto, es decir no cumplir con lo firmado. ¿Con que autoridad puede Estados Unidos pedir que se cumplan otros tratados internacionales, cuando son ellos los primeros en desertar si económicamente no les conviene?

El desarrollo energético actual, a base de combustibles fósiles, es el principal responsable de las emisiones de carbono. Por esta razón es muy importante desarrollar otras fuentes de energía renovables, como lo indica el articulo 2 del protocolo.

Asegurar el futuro de las nuevas generaciones. Esa única razón basta para que todos los países tengan una actitud conservacionista y dejen de destruir nuestro planeta.

Autor