Descubren en Argentina restos del dinosaurio de mayor tamaño encontrado hasta la fecha



Se estima que el fémur encontrado, de 2.4 metros de largo, pertenece a un saurópodo que mediría 40 metros de la cabeza a la cola. El hallazgo se produjo en Bajada Colorada, en la provincia de Neuquén. La investigación está liderada por los investigadores del Conicet Sebastián Apesteguía y Pablo Gallina.

Restos fósiles de los dinosaurios de la familia diplodócidos, que eran herbívoros, se han venido encontrando desde hace más de 100 años en América del Norte, Europa y Africa, pero nunca en Sudamérica.

“En la época en que vivieron (por supuesto que no convivieron con los humanos como muestran algunas películas y series), Sudamérica estaba unida a África. Por lo cual, había posibilidades de que en algún momento se encontraran restos por esta región. Nuestro equipo encontró restos fósiles que estaban muy deteriorados, pero al analizarlos en el laboratorio pudimos identificar que se trataba de un integrante de diplodócido”, comento el paleontólogo Gallina.

Los primeros registros de saurópodos datan del Triásico superior, donde reemplazaron a los prosaurópodos. Ya para el Jurásico superior (hace aproximadamente 150 millones de años), los saurópodos estaban ampliamente distribuidos en el mundo, en especial los diplodócidos y los braquiosáuridos.

“Otra particularidad es que el ejemplar identificado habitó la Patagonia hace 140 millones de años, durante el Período Cretácico Inferior. Mientras que los ejemplares que se han hallado en otras regiones datan de mayor edad: del Período Jurásico, hace 150 millones de años. El hallazgo demuestra que no sólo habitaron Sudamérica sino que los diplodócidos sobrevivieron hasta el Cretácico.

El dinosaurio, que aún no ha sido bautizado, fue encontrado entre rocas cuya antigüedad se estima alrededor de 90 o 100 millones de años. La extinción masiva de los dinosaurios se produjo hace 65 millones de años, en el periodo Cretácico Superior, mucho antes de que surgieran los primeros homínidos, en África, hace unos cuatro millones de años.

“Cuando nos pusimos a excavar para descubrir el hueso que sabíamos que era un fémur, nos sorprendimos por el tamaño: es el más grande que se conoce de este animal. Pero nos quedamos más impactados aún a medida que íbamos clavando el pico y nos encontrábamos con distintos restos como costillas, cadera, cola completa, húmero completo, que nos dejan ver que eran animales grandes que comían y se movían en grupo” dijo José Luis Carballido quien participo de la investigación.

Autor