El gusano que come plástico



Científicos de la Universidad de Stanford (EE.UU.) descubrieron que el gusano de la harina llamado  “Tenebrio molitor” puede sobrevivir con una dieta a base de espuma de poliestireno sin sufrir ningún efecto secundario. Este pequeño ser vivo podría ser un arma poderosa para el reciclaje biológico de residuos plásticos. Fascinante.

El experimento consistió en introducir a 100 gusanos de la harina en una caja rellena de espuma de poliestireno y a otro centenar con su dieta habitual. Los gusanos comieron entre 34 y 39 miligramos de este plástico al día, convirtiendo la mitad de la espuma de poliestireno en dióxido de carbono, como si se tratara de cualquier otro alimento. La mayor parte del plástico restante fue excretado por los gusanos como fragmentos biodegradados parecidos al excremento de conejo.

Al comparar a los gusanos que se alimentaron con plástico con los que comieron la dieta habitual, los científicos comprobaron que los primero estaban tan sanos como los que subsistieron con la dieta normal y, además, sus desechos parecían servir como abono para la agricultura.

Esto es posible dado que el estómago de este gusano posee microorganismos capaces de biodegradar el plástico y así alimentarse sin sufrir ningún efecto secundario.

"Estosresultados han abierto una nueva puerta para resolver el problema mundial de la contaminación del plástico", explica Wei-Min Wu, líder del estudio publicado en la revista Environmental Science and Technology.

Solo Estados Unidos produce unas 33 millones de toneladas de plástico cada año y solo un 10% se recicla. Si bien este pequeño gusano podría ayudar a ofrecer una solución a los residuos de plástico, tendremos que ser mejorar nuestra metodología para el reciclaje de plásticos, que por cierto es casi nula, mundialmente hablando.