Haboob: El muro de arena



El Haboob (en árabe “viento fuerte“) es una gran tormenta de polvo que generalmente dura varios días y tiñe el aire de un tono anaranjado muy particular. Este fenómeno natural se da principalmente en Arabia u otros ambientes secos y desérticos. La tormenta se produce generalmente con el choque entre una masa de aire seca y húmeda. En algunos sitios como Beijing, en donde el polvo en suspensión se une a la contaminación atmosférica, el ambiente se torna “irrespirable”.

La tormenta que da origen a este singular fenómeno meteorológico produce fuertes corrientes descendientes (desplome), que al chocan con el suelo y hacen suspender el polvo por el aire. En pleno desierto esto genera “una pared” de kilómetros de largo y más de un kilómetro de alto. Un verdadero muro de polvo en suspensión que se traga todo lo que encuentra a su paso.

 Cualquier región árida o desierta del mundo puede experimentar un Haboob. En América, los términos más comunes para describir estos eventos son: tormenta de polvo o de arena.

El polvo de estas tormentas puede trasladarse por miles de kilómetros. Un estudio de la Universidad de Texas concluyo que las tormentas de arena del Sahara influyeron en el crecimiento del plancton en el oeste del Océano Atlántico y son una fuente importante de minerales escasos para las plantas de la pluvisilva amazónica.

Las tormentas de polvo pueden observarse a menudo en fotografías tomadas desde satélites.

Fotografias: Wikipedia, portada tormenta de arena sobre Phoenix, Arizona.

Autor