Un hombre posa junto a su hiena adiestrada



Esta fotografia fue obtenida en el pueblo de Daura, estado de Katsina, al norte de Nigeria. En esta región es muy común entrenar hienas y monos para realizar espectáculos callejeros. Adiestrar una hiena es un proceso cruel. Tienen que raptarlas en sus propias madrigueras antes cuando son cachorros. Despues de años y una implacable dieta compuesta de palizas, carne y mal tratos, el animal ya reconoce y respeta a su amo. Un horror.

La fotografía es propiedad de Akinleye / Reuters.