Huertos urbanos



Originalmente la práctica de los huertos familiares correspondía a los jardines en las casas urbanas de las afueras de la ciudad. Poco a poco esta práctica se fue extendiendo a las ciudades, y en la actualidad es posible encontrar un huerto en una pequeña terraza o balcón de cualquier cuidad del mundo.


 

La agricultura urbana es un espacio que puede ser compartido en familia, con vecinos o grupos afines distribuyendo tareas relacionadas al huerto tales como: la siembra, el cuidado de los vegetales, la cosecha y su conservación.
 


 

El trabajar en un huerto, además de tener un propósito productivo, promueve el trabajo en grupo. Diferentes estudios afirman que trabajar en un huerto ayuda recuperar la autoestima.
 


 

Los huertos urbanos mejoran la calidad ambiental de las ciudades y brindan los recursos necesarios para tener una producción de alimentos, sin poner en riesgo la diversidad biológica y cultural.
 


 

Muchos de los huertos urbanos son orgánicos. Estos utilizan métodos similares a los que se usaban en la antigüedad (cuando no existían los químicos) pero mejorados y combinados con el conocimiento actual.
 


 

Los vegetales brindan muchos beneficios para nuestra salud y muchas organizaciones internacionales como la OMS Organización Mundial de la Salud, recomiendan la alimentación con vegetales orgánicos.

Si estás interesado en construir tu propio huerto urbano te recomendamos leer los siguientes artículos:

Mateo Infante Magno para LaReserva.com