El desierto de yeso más extenso del mundo



Desde la cuenca Tularosa en Estados Unidos emerge una de las maravillas naturales más particulares del mundo: las resplandecientes arenas blancas del monumento nacional "White Sands". Con sus 712 km² es  el  desierto de yeso más extenso del mundo. Este singular lugar se sitúa a pocos kilómetros de un campo militar en donde se realizan pruebas con misiles.

 

 

El Monumento Nacional Arenas Blancas preserva una gran parte de sus dunas de yeso, al igual que las plantas y los animales que se han adaptado exitosamente a un medio ambiente cambiante.

 

 

La inexistente contaminación lumínica del lugar hace que su cielo sea ideal para observar las estrellas.

 

 

Arenas Blancas ofrece 10 áreas de acampar para los visitantes que desean viajar de mochileros a las dunas.

 

 

No hay transporte público hacia el parque. Se pueden alquilar vehículos en Alamogordo, Las Cruces y El Paso.

 

 

El aeropuerto más cercano se encuentra en El Paso, Texas, a unos 136 km del parque.

 

 

Existen en la región serpientes de cascabel (las únicas víboras venenosas de Nuevo México junto con la serpiente de coral).  Cada año, se matan muchas víboras inofensivas y beneficiosas, porque se comportan como serpientes de cascabel.

 

 

ADVERTENCIA: Debido a la pruebas con misiles que se llevan a cabo en un cercano campo de pruebas militares, en ocasiones para la seguridad de los visitantes, es necesario cerrar el acceso al lugar.

Marianela Martinez Oliva para LaReserva.com

Fuentes 1  2  3