Robando en el estrecho



Las orcas aprendieron a obtener atunes a los pescadores del Estrecho de Gibraltar. Investigadores españoles demostraron como las orcas son capaces de transmitir esos conocimientos entre generaciones. Fascinante.

Dos de los cinco grupos de cetáceos que habitan la zona han aprendido a capturar el atún directamente del palangre. "Hemos observado este comportamiento desde el principio de nuestro estudio, en 1999", comentó Ruth Esteban, investigadora de la asociación CIRCE .

Un estudio realizado en 2004, documentó que 6 de los 42 atunes que llegaron a la lonja habían sido mordidos por los cetáceos. Ruth y su equipo llevan más de una década estudiando el comportamiento de las 39 orcas que viven en la zona del Estrecho de Gibraltar y conforman cinco grupos diferentes. En un trabajo publicado en la revista científica Behavioral Ecology and Sociobiology, los investigadores  explican que dos de los grupos han aprendido a aprovecharse de los pescadores de palangre entre los meses de julio y septiembre y que el comportamiento ha sido aprendido y transmitido de unos a otros.

Lo destacable del estudio es que este comportamiento parece fruto del aprendizaje social de los cetáceos. Solo los individuos pertenecientes a dos de estas familias conocen cómo interaccionar con el palangre, lo que indica que se han transmitido la información de unos a otros.

Mas info

 

Autor