Los pelos de las celulas mueven fluidos



Muchas células de nuestro cuerpo se encuentran recubiertas por pequeños apéndices, denominados cilios, que cubren total o parcialmente sus paredes. Se mueven rítmicamente y de forma coordinada y mientras tengan energía para alimentarse, generan una onda propulsora que mueve los líquidos y los elementos contenidos en el. Esta habilidad colabora con muchas funciones de nuestro cuerpo, como la digestión, el oído y en la nariz ayuda a llevar el moco de la cavidad nasal a la garganta.

Anterior: Durante la pubertad se modifica la estructura cerebral - Siguiente: Cerebros grandes = bocas superpobladas

Autor