¿Que es un productor primario?



Los productores primarios son una parte básica de un ecosistema. Pueden considerarse como el primer y más importante eslabón en la cadena alimentaria. Junto con los descomponedores, constituyen la base de una red alimentaria.

Los productores primarios son consumidos por los consumidores primarios (generalmente herbívoros), que luego son consumidos por los consumidores secundarios y así sucesivamente. Los organismos que se encuentran en la parte superior de la cadena finalmente mueren y son consumidos por los descomponedores, que fijan los niveles de nitrógeno y proporcionan el material orgánico necesario para la próxima generación de productores primarios.

Los productores primarios son vitales para la supervivencia de un ecosistema. Viven en ecosistemas acuáticos y terrestres y producen los carbohidratos necesarios para que sobrevivan aquellos que se encuentran en la cadena alimentaria. Como son pequeños en tamaño, pueden ser susceptibles a condiciones ambientales cambiantes.

Los productores primarios se reproducen rápidamente. Esto es necesario para mantener la vida en los siguientes eslabones de la cadena alimentaria. En la mayoría de los casos, los productores primarios utilizan la fotosíntesis para crear alimentos, por lo que la luz solar es un factor necesario para su supervivencia. Sin embargo, la luz solar no puede alcanzar áreas profundas en cuevas y en las profundidades del océano, por lo que algunos productores primarios se han adaptado para sobrevivir. Los productores primarios en esos ambientes usan la quimiosíntesis en lugar de la fotosíntesis antes mencionada.

La cadena alimenticia acuática

Los productores primarios acuáticos incluyen plantas, algas y bacterias. En las zonas de aguas poco profundas, donde la luz solar puede alcanzar el fondo, plantas como las algas marinas y los pastos son los principales productores.

Donde el agua es demasiado profunda para que la luz solar llegue al fondo, las células microscópicas de plantas conocidas como fitoplancton proporcionan la mayor parte del sustento para la vida acuática. El fitoplancton se ve afectado por factores ambientales como la temperatura y la luz solar, así como la disponibilidad de nutrientes y la presencia de depredadores herbívoros. Alrededor de la mitad de toda la fotosíntesis ocurre en los océanos. Allí, el fitoplancton extrae el dióxido de carbono y el agua de su entorno, y pueden utilizar la energía del sol para crear carbohidratos a través del proceso conocido como fotosíntesis.

El fitoplancton es la principal fuente de alimento del zooplancton, por esta razón estos organismos forman la base de la cadena alimentaria para toda la población del océano. A su vez, el zooplancton, que incluye copépodos, medusas y peces en estado larvario, proporciona alimentos para organismos que se alimentan por filtración, como los bivalvos y esponjas, así como los anfípodos y peces pequeños.

Aquellos que no se consumen de inmediato, eventualmente mueren y se desplazan a niveles más bajos como detritus, donde pueden ser consumidos por organismos de aguas profundas que filtran sus alimentos, como el coral.

En las áreas de agua dulce y en las aguas poco profundas de agua salada, los productores incluyen no solo el fitoplancton, como las algas verdes, sino también las plantas acuáticas como los pastos marinos y las algas marinas o las plantas con raíces más grandes que crecen en la superficie del agua, tales como totora, y no solo proporcionan alimento sino también refugio para la vida acuática.

Estas plantas proveen alimento para insectos, peces y anfibios. La luz del sol no puede llegar a las profundidades del fondo del océano, pero los productores primarios aún prosperan allí. En estos lugares, los microorganismos se acumulan en áreas como los respiraderos hidrotermales y las filtraciones frías, donde obtienen su energía del metabolismo de los materiales inorgánicos circundantes.

Utilizan el proceso llamado quimiosíntesis que convierte el carbono en materia orgánica utilizando hidrógeno, sulfuro de hidrógeno o metano como fuente de energía. Los microorganismos hidrotermales prosperan en las aguas alrededor de las chimeneas o "fumadores negros" que se forman a partir de los depósitos de sulfuro de hierro que dejan los respiraderos hidrotermales en el fondo del océano.

Estos "microbios de ventilación" son los principales productores en el fondo del océano y sustentan ecosistemas completos. Utilizan la energía química que se encuentra en los minerales de las aguas termales para crear sulfuro de hidrógeno.

Aunque el sulfuro de hidrógeno es tóxico para la mayoría de los animales, los organismos que viven en estos respiraderos hidrotermales se han adaptado.

Cadena alimenticia terrestre

La cadena alimentaria terrestre o del suelo está formada por un gran número de organismos diversos, que van desde productores microscópicos unicelulares hasta gusanos visibles, insectos y plantas.

Los principales productores incluyen plantas, líquenes, musgos, bacterias y algas. Los productores primarios en un ecosistema terrestre viven en y alrededor de la materia orgánica. Como no son móviles, viven y crecen donde hay nutrientes para sostenerlos.

Ellos toman los nutrientes de la materia orgánica dejada en el suelo por los descomponedores y los transforman en alimentos para ellos y para otros organismos. Al igual que sus contrapartes acuáticas, utilizan la fotosíntesis para convertir los nutrientes y los materiales orgánicos del suelo en fuentes de alimentos para nutrir a otras plantas y animales.

Debido a que estos organismos requieren luz solar para procesar los nutrientes, viven en o cerca de la superficie. Al igual que en el fondo del océano, la luz solar no penetra en las cuevas. Por esta razón, las colonias de bacterias en algunas cuevas de piedra caliza son quimioautótrofas, también conocidas como "come rocas".

Estas bacterias, como las que se encuentran en las profundidades del océano, obtienen la nutrición necesaria del nitrógeno, azufre o compuestos de hierro que se encuentran en las rocas. Si bien los ecosistemas acuáticos y terrestres son en gran medida independientes entre sí, hay lugares donde se cruzan. En estos puntos, los ecosistemas son interdependientes.

Los encuentros entre arroyos y ríos, o los ríos con los mares, son generalmente lugares con mayor diversidad de organismos y son una fuente principal en la cadena alimentaria.

Nota: fotografia  macro de una Diatomea (grupo de algas unicelulares que constituye uno de los tipos más comunes de fitoplancton).

Autor