Las Redes fantasmas



Se denomina de esta forma a las redes de pesca abandonadas por los barcos pesqueros que flotan a la deriva o se encuentran en el lecho marino, atrapando y matando peces, delfines, tortugas y otras criaturas marinas. Son letales para el medio ambiente e incluso han llegado a atrapar ocasionalmente a buzos.

Las redes fantasmas son principalmente redes de enmalle. Estas redes se sostienen a flote por medio de boyas y llegan hasta el fondo del mar mediante plomadas.

Cuando por alguna razón, estas redes no son retiradas del mar, continúan atrapando peces hasta que el mismo peso la hace colapsar al lecho marino.

Ahí los peces se pudren o son comida de otras especies y al liberarse de peso las redes suben nuevamente a la superficie y en algunas ocasiones comienzan de nuevo su fatídico ciclo.

En otras son arrastradas por las corrientes marinas ocasionando lo antes comentado atrapar cualquier tipo de especies oceánicas En los años 80 el gobierno Francés ofreció recompensas por las redes fantasmas recuperadas y entregadas a los guardacostas de Normandía.

El proyecto fue abandonado cuando la gente “vandalizaba” redes en funcionamiento para obtener las recompensas, sin sacar ninguna verdadera “red fantasma”

Es importante remarcar la tarea del Sea Shepherd en el Mar de Cortés, Sea Shepherd eliminando toneladas redes de pesca abandonados e ilegales.

Desafortunadamente, durante la remoción y limpieza de las redes, los cazadores furtivos no se mostraron muy felices con ellos y les dispararon, los atacaron con rocas y bombas “molotov” en un intento de ahuyentarlos, tal como lo muestra el siguiente video.

Los esfuerzos de limpieza como estos deberían ser obligatorios por las guardias costeras de todos los países para que sean efectivos a escala global.

Desde el 2000 hasta el 2012, el Servicio Nacional de Pesquerías Marinas de los Estados Unidos reportó un promedio de 11 ballenas grandes enredadas en redes de fantasmas cada año a lo largo de la costa Oeste de los EEUU.

Desde 2002 hasta 2010, se recuperaron 870 redes en el estado de Washington con más de 32.000 animales marinos atrapados en el interior. Se estima que las redes fantasma representan el 10% (640.000 toneladas) de toda la basura marina.

Se estima que el 46% de los plásticos del Océano Pacífico están relacionados con la pesca. 

En mayo de 2016, la Autoridad de Administración Pesquera de Australia (AFMA) recuperó 10 toneladas de redes abandonadas dentro de los perímetros de la zona económica exclusiva de Australia y la zona protegida del Estrecho de Torres.

Una solución alternativa sería la utilización de redes que se degraden con el paso del tiempo, evitando el uso de plastico, pero al parecer ningún país ha adoptado una política fuerte en tal sentido.

Al mismo tiempo en algunos sitios se comenzaron a utilizar sistemas GPS para marcar y rastrear los aparejos de pesca, para promover una mayor responsabilidad y transparencia.

Iniciativas como Fishing for Litter, incentivan la recolección y la eliminación responsable de los aparejos de pesca al final de su vida útil. Estos esquemas abordan la causa raíz de muchos abandonos, que es el costo financiero de su eliminación. 

Autor