El síndrome del pensamiento acelerado


Así definió el psiquiatra brasileño Augusto Cury a la dispersión atencional causada por el uso diario y excesivo de las nuevas tecnologías. Esta situación afecta principalmente la concentración y la memoria.

El síndrome del pensamiento acelerado (SPA) es un nuevo tipo de ansiedad. El exceso de información, de actividad, de preocupaciones o presiones sociales pueden acelerar la mente a una velocidad alarmante.

Según Augusto, "el aceleramiento intenso de la construcción de pensamientos predispone a trastornos emocionales y baja la tolerancia al estrés". El exceso de información provoca un grado de distracción que impide sistematizar cualquier actividad cognitiva, sobre todo las llamadas de alto nivel.

Demasiada información puede estar produciendo una “intoxicación mental” principalmente en los niños y jóvenes. Los padres deberán prestar especial atención en el tiempo dedicado y el contenido que sus hijos consumen a diario para evitar las afecciones antes mencionadas.

Si bien en la actualidad, el síndrome del pensamiento acelerado no figura en el DSM (de sus siglas en inglés Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), el mismo tendrá que ser estudiado en profundidad e incluido en caso que corresponda.

 

 


Autor