El gran hoyo guatemalteco



Recientemente se produjo en Guatemala un gran socavón como consecuencia de la tormenta tropical Ágata. Este extraño agujero de 20 metros de profundidad con una perfecta forma circular  dejo muchos interrogantes que a continuación trataremos de dilucidar.


 

"No sabemos lo que es pero puedo decir lo que no es” dijo  David Monterroso, ingeniero y geofísico de la Agencia Nacional de Guatemala para Desastres Nacionales. “No es una falla geológica y tampoco el producto de un terremoto. Eso es todo lo que sabemos. Para averiguar más tendremos que bajar" concluyo el científico guatemalteco dejando muchos signos de interrogación a este poco común acontecimiento.

 


 

La explicación al evento mas aceptada la dio el geólogo español Roberto Rodríguez: Parte de la ciudad debe de estar construida sobre un terreno agujereado, un sistema kárstico, que se activó por las lluvias y se colapsó en algunas zonas.

"En un karst, el terreno son rocas calizas que a lo largo del tiempo se disuelven por la acción del agua, creando tubos (galerías) y cuevas, que cuando se derrumban parcialmente dan lugar a las llamadas dolinas", comento el geólogo al periódico El País de España. Rodríguez negó que las fallas sísmicas y los túneles volcánicos sean el origen de los socavones pues están a mucha mayor profundidad. Aunque sí es probable que la ceniza de las erupciones volcánicas impida que se detectara la inestabilidad del terreno y se construyera una cuidad sobre el mismo.
 


 

El socavón que se produjo en Guatemala es típico de lugares en los que el subsuelo es rico en rocas calizas, sales y otras sustancias solubles al agua. En Estados Unidos también se han producido este tipo de “agujeros” sin embargo, las dimensiones del agujero guatemalteco son mucho mayores que la media registrados. Mientras que otros agujeros se abren gradualmente a medida que el subsuelo se va erosionando, el de Guatemala fue mucho mas peligroso dado que se abrió en forma súbita.

Sandra Archo para LaReserva.com