El esquivo tarsero filipino



Este diminuto primate, que no supera los 15 centímetros, tiene un aspecto singular. Puede girar su cabeza 180 grados y sus ojos ostentan el récord Guinness del mamífero con los ojos más grandes en relación al tamaño del cuerpo. Cualquier parecido con Golum del señor de los anillos es pura coincidencia.

El tarsero filipino (Tarsius syrichta) habita en las selvas de Sumatra, Indias Orientales, islas Célebes y las provincias de Samar, Leyte, Mindanao y Bohol en Filipinas. En el 2002 se encontró una pareja de la especie en la provincia de Sarangani, en las zonas montañosas de las municipalidades de Maitum y Kiamba.
 


 

Son animales nocturnos, muy esquivos y se alimentan de insectos. Su hábitat natural es la jungla  con vegetación densa y frondosa. El color de su pelaje espeso y sedoso varía entre el gris y el marrón oscuro. Sus labios están alargados y presentan almohadillas en las yemas para sujetarse y trepar mejor por los troncos.
 


 

En 1986, el tarsero de Filipinas fue calificado como En Peligro de extinción por la UICN. En 1996, se recalifico como especie de "bajo riesgo de extinción". En el año 2000 nuevamente la UICN evaluó a la especie en peligro de extinción pero con datos insuficientes dado que no existía información adecuada para hacer una evaluación directa.  Al ser clasificados como tales, la venta y el comercio de estas especies está prohibida.

 


 

Además, la investigación sobre la especie (en particular las investigaciones que utilizan técnicas invasiva), son controladas por el DENR (Oficina de Gestión Ambiental) .

 

Autor