En el pasado los tiburones estuvieron al borde de la extinción



Científicos han descubierto que los tiburones “casi” se extinguieron hace 19 millones de años. Podría ser uno de los mayores eventos de extinción masiva desde la desaparición de los dinosaurios durante el período Cretácico. Los hallazgos podrían ser útiles para comprender el estado de conservación de los tiburones en la actualidad.

Según una nueva investigación, el océano albergó poblaciones de tiburones masivas y prósperas hace aproximadamente 19 millones de años, hasta que fueron diezmados por un evento de extinción desconocido.

Todo comenzó cuando la Dra. Sibert, junto con la coautora del estudio Leah Rubin, entonces estudiante del College of the Atlantic, decidieron explorar si las poblaciones de peces y tiburones habían experimentado cambios importantes en los últimos 85 millones de años.

“Descubrimos que había entre 10 y 50 veces más tiburones que los que existen actualmente, pero no solo en cantidad sino también en variedad de especies”, dice Elizabeth Sibert.

Sibert está realizado un doctorado en el Instituto de Ciencias Biosféricas de la Universidad de Yale y participó del estudio que fue publicado en la revista Science recientemente.

El estudio encontró una de las extinciones más grandes conocidas en la Tierra desde que los dinosaurios desaparecieron durante el período Cretácico, aproximadamente 65 millones de años atrás.

“Sería justo decir que, esta extinción fue más grande que el evento de extinción del Cretácico”, dice Sibert. El evento de extinción recién descubierto ocurrió hace aproximadamente 19 millones de años durante el período del Mioceno temprano,y produjo la destrucción del 90 por ciento de la población total de tiburones del océano. Sin embargo, no se sabe exactamente qué causó la desaparición de los escualos.

En el tiempo de existencia de la Tierra, este evento que duró menos de 100.000 años, podría considerarse como “breve” y durante el mismo se extinguieron el 70% de los tiburones que habitan nuestros océanos. Los autores del estudio determinaron que la especie "nunca se recuperó por completo de este golpe".

"Están extintos ahora, y apenas estamos aprendiendo sobre su existencia, pero es una suposición segura decir que había muchas veces más especies que las presentes, y eso significa que también había más diversidad ecológica".

CÓMO LO HICIERON:

Anteriormente, los científicos tenían dificultades para comprender la evolución de los vertebrados que vivían en el océano abierto, también conocidos como animales pelágicos. Esto se debe a que los registros de sedimentos del fondo del océano se utilizan a menudo para analizar especies marinas antiguas. Es difícil encontrar registros de sedimentos en fondos oceánicos donde las profundidades pueden alcanzar los 35.000 pies, como en la Fosa de las Marianas .

Pero Sibert y Rubin fueron pioneras en una técnica que les permitió extraer la piel de un tiburón fosilizada (conocida como dentículos) del fondo del océano. Extrajeron la piel utilizando taladros de aguas profundas, también conocidos como núcleos de sedimentos.

“Los dentículos dérmicos ofrecen una ventana increíble al pasado de estos antiguos y esquivos depredadores marinos y de esta manera podemos conocer el estado de los ecosistemas oceánicos a lo largo del tiempo”, dijo Rubin.

“El estudio es inusual en el mundo de las investigaciones sobre tiburones, ya que se centra principalmente en la piel fosilizada (escamas de tiburón) en lugar de en los dientes del animal como la mayoría de las investigaciones realizadas hasta la fecha”, explicó Victor J. Pérez, curador asistente de paleontología en el Museo Marino Calvert.

Los investigadores,descubrieron que los tiburones antiguos anteriores a la extinción que poseían patrones de piel o dentículos "geométricos" únicos, caracterizados por sus crestas prominentes entrelazadas, sufrieron más que los tiburones con piel "lineal" o recta durante la extinción.

“Había más dentículos geométricos antes de la extinción que después, y los tiburones de dentículos geométricos fueron golpeados con más fuerza que los tiburones de dentículos lineales, pero eso no significa que los tiburones de dentículos lineales estuvieran bien”, dice Sibert.

POR QUÉ ES IMPORTANTE

Estos hallazgos no son solo una lección de historia, argumentan los investigadores. Hay dos razones principales por las que debería preocuparse por este antiguo evento de extinción de tiburones, que los investigadores llaman un "punto de inflexión" en la evolución de la vida oceánica.

Primero: estos hallazgos pueden ayudarnos a comprender la evolución de los tiburones y por qué su desaparición alteró fundamentalmente el ecosistema de los océanos abiertos.

"Antes de esta extinción del Mioceno temprano, los tiburones jugaban un papel mucho más importante en el ecosistema de mar abierto que en la actualidad", escribe el equipo del estudio.

Esta extinción diezmó principalmente la cantidad de tiburones que viven en las profundidades marinas, y su extinción allanó el camino para que otros depredadores, como ciertos tipos de ballenas, dominaran el océano abierto. Hoy en día, muchos tiburones pasan menos tiempo en océanos abiertos y más tiempo en aguas menos profundas , lo que los pone en contacto más cercano con los humanos.

Segundo: los tiburones todavía están desapareciendo, pero esta vez, sabemos por qué está sucediendo. Resulta que los humanos representan una amenaza mucho mayor para los tiburones que viceversa, matando a un número alarmante de tiburones a través de la sobrepesca y la contaminación. Los investigadores señalan que la población mundial de tiburones se redujo en más del 70 por ciento en los últimos 50 años.

¿QUÉ SIGUE?

Sabemos que los tiburones antiguos desaparecieron en cantidades récord, pero no sabemos cómo o por qué se extinguieron, según los investigadores.

“Como la mayoría de los esfuerzos de investigación, este primer artículo ofrece más preguntas de las que puede responder”, dice Rubin.

Los investigadores pueden descartar algunas opciones. El cambio climático y las amenazas de depredadores más grandes parecen poco probables, dado el momento del evento de extinción.

“El descubrimiento de un evento de extinción importante que no se correlaciona con el clima global es muy inusual y seguramente conducirá a nuevas preguntas de investigación”, dice Pérez.

Este estudio precederá seguramente a una mayor investigación que arroje más información sobre la misteriosa desaparición de los tiburones del Mioceno.

Resumen: Las poblaciones de tiburones han sido diezmadas en las últimas décadas debido a la sobrepesca y otros factores antropogénicos; sin embargo, los impactos a largo plazo de tales cambios en la abundancia y diversidad de depredadores marinos están poco limitados. Existe evidencia de un evento de extinción importante previamente desconocido en tiburones que ocurrió en el Mioceno temprano, hace 19 millones de años. Durante este intervalo, los tiburones prácticamente desaparecieron de los sedimentos de mar abierto, disminuyendo su abundancia en cerca del 90% y la diversidad morfológica en más 70%, un evento del que nunca se recuperaron. Esta abrupta extinción ocurrió independientemente de cualquier evento climático mundial conocido y entre 2 millones a 5 millones de años antes de las diversificaciones en los depredadores altamente migratorios y de gran tamaño que dominana los ecosistemas pelágicos en la actualidad.

Fuentes:

https://phys.org/pdf541923354.pdf

https://www.inverse.com/science/unknown-extinction-event-sharks

 

Autor