Tireless go home



Los piratas vuelven al ataque. Esta vez en el Peñon de Gigraltar, bien lejos de las islas, obviamente. En esta oportunidad, intentan que un submarino nuclear con una avería en uno de sus reactores, sea reparado en un puerto, que no cumple con ninguna de las normas de seguridad establecidas para este tipo de arreglo.

Pregunta: ¿Que es lo que se hace para reparar un submarino nuclear en un puerto que posee una categoría no apta?
Respuesta: Es fácil, se le cambia la categoría al puerto. Solo es necesario un poco de pintura y listo. Donde antes ponía “CATEGORÍA X” ahora pone “CATEGORÍA Z”. Parece una broma, pero es verdad, esto pasa hoy en el peñón de Gibraltar.

La Armada británica posee una clasificación interna o categoría para sus puertos / diques, cuando los puertos sólo son aptos para recibir visitas ocasionales de una nave de este tipo, obtienen la calificación Z, que es la categoría que tenía Gibraltar. Esto significa que los submarinos nucleares pueden atracar u obtener repuestos, pero sus propias normas les prohíben arreglar reactores nucleares en los muelles de tipo Z.

Los puertos en los que se pueden llevar a cabo reparaciones de un submarino nuclear están clasificados como X, los mismos poseen condiciones de seguridad más restrictivas. Estas medidas incluyen un sistema de esclusas específico, la existencia de tanques donde almacenar el agua caliente, etc.

El requisito más importante para establecer un puerto X es que no haya un núcleo importante de población cerca.

Existe el fundado temor de que el cambio de calificación del puerto traiga a las aguas de Gibraltar, ya no mas delfines, sino todos los submarinos averiados que tiene la Armada británica, que no son pocos: de los 12 que integran su flota, nueve necesitan reparaciones, entre ellos seis del tipo Trafalgar, como el Tireless.

El Gobierno español ha remitido un cuestionario a las autoridades británicas para recabar información adicional sobre la situación del puerto de Gibraltar en aquellos aspectos que conciernen a la protección de la población. La respuesta al cuestionario aún no se ha recibido

De los estudios realizados por la armada británica acerca de la reparación en si y sus posibles riesgos al realizarse esta en un lugar con muchos pobladores cerca, nada se sabe. El hermetismo es total y como siempre los perjudicados somos nosotros, seguimos siendo conejillos de india.

Gran Bretaña insiste que el fallo del Tireless es de escasa importancia, y que se trata tan sólo de una fisura de dos milímetros en el circuito de refrigeración del reactor, a lo que nosotros les decimos, si es así TIRELESS GO GOME. Llévenselo a las islas y repárenlo ahí.-

Autor