Tunguska, una nueva teoría de lo sucedido



El 30 de junio de 1908 una gran explosión se produjo sobre una despoblada región de Rusia llamada Tunguska. Este evento es probablemente uno de los misterios más perdurables de este planeta. ¿Qué pudo haber causado una explosión tan descomunal en la atmósfera, con la energía superior a mil bombas atómicas como la de Hiroshima, devastando un área de bosque igual a Luxemburgo y sin dejar ningún cráter? Un científico alemán al parecer tiene la respuesta.

Ver Tunguska en un mapa más grande

El evento de Tunguska se ha convertido en una fuente de inspiración para muchos escritores de ciencia ficción, dado que un estallido tan grande, que sacudió el campo magnético de la Tierra e iluminó los cielos del hemisferio norte durante tres días, solo dejo como resultado arboles aplastados.

El fenómeno de Tunguska alentó más de 30 hipótesis y teorías de lo ocurrido. En muchas de las teorias la detonación, similar a la de un arma termonuclear de elevada potencia, es atribuida a un objeto celeste.

Ahora un científico ruso dice que la Tierra fue visitada por un gran cometa, que rebotó en la atmósfera superior, dejando caer  parte de material del que esta compuesta. Al caer el trozo del cometa se calentó a través de la atmósfera, este material compuesto químicos volátiles, estalló en la mayor explosión química que la humanidad haya visto.

Hace 12 000 años, un gran objeto impactó en América del Norte, provocando una destrucción masiva. El polvo y cenizas liberados en la atmósfera produjeron un enfriamiento global y posiblemente causaron la extinción de un gran número de mamíferos de esa época. (ver Extinciones masivas en la historia de la Tierra  http://www.lareserva.com/home/extincion_masiva_especies).

El evento de Tunguska fue un impacto catastrófico de energía similar, pero con muy pocas consecuencias para el medio ambiente y dada su ubicación para los humanos. Simplemente estalló en la zona alta de la atmósfera, “alisando” una basta región de Rusia y evaporándose.

“Significativamente, la energía liberada en la explosión química es sustancialmente menor que la energía cinética del cuerpo”, dijo Edward Drobyshevski de la Academia Rusa de las Ciencias en San Petersburgo, quien ha publicado su investigación sobre el evento de Tunguska. El hecho de que “la energía de la explosión de Tunguska es menor de la esperada para la energía cinética de un objeto que impacta en la Tierra procedente del espacio” es un factor clave para este trabajo.

Drobyshevski concluye por tanto que el evento debe haber sido causado no por un asteroide o cometa completo, sino por un fragmento del material del cometa que cayó de su estructura   principal cuando rebotó en la atmósfera superior. Esto significa que la Tierra fue golpeada en una tangente y el fragmento cayó “lentamente”  hacia la superficie.

Drobyshevski conjetura que este fragmento era rico en peróxido de hidrógeno, por esta razón la explosión no se debió a una rápida liberación de la energía cinética, sino que de hecho fue una bomba de peróxido de hidrógeno. El evento de Tunguska fue por tanto una enorme bomba química y no un impacto de un cometa sobre la Tierra.

Fuentes
Universe Today
Wikipedia

Autor