¿Donde se registró la temperatura más baja del planeta?



El récord mundial de baja temperatura se estableció en la estación rusa de Vostok, en la Antártida, el 21 de julio de 1983 con una temperatura de -89.2 ° C. En la estación trabajan unos 25 científicos e ingenieros durante el verano y 13 durante el invierno.

La base Vostok tiene una temperatura media anual de –55,2 °C y oscila entre los –31,9 °C de diciembre y los –68 °C de agosto.

La temperatura media en invierno es -68 ℃. El sitio está considerado también como uno de los lugares más soleados del mundo, a pesar de no tener radiación solar total de mayo a agosto. Hay más horas de sol al año que incluso en los lugares más soleados de Sudáfrica.

Vostok tiene el total de insolación más alto para cualquier mes en la Tierra, con un promedio de 708,8 h de sol en diciembre, o 22,9 h diarias.

Las difíciles condiciones para la vida humana no se reducen sólo a las bajas temperaturas. A lo anterior se suma la falta de oxígeno por la altitud, la  ausencia de humedad, los fuertes vientos, la radiación ultravioleta debida al agujero en la capa de ozono, su aislamiento dada su ubicación extremadamente lejos del mar y en invierno la larga noche polar. 

Todos los factores enumerados anteriormente no impiden que en el verano la base Vostok sea habitada por cerca de 30 científicos, que realizan observaciones meteorológicas e investigaciones aerológicas, actinométricas y estudios glaciológicos.

Autor