El singular refugio para chimpancés pigmeos “Lola ya Bonobo”



Fascinantes imágenes nos llegan desde el refugio para chimpancés pigmeos o bonomos "Lola ya Bonobo" en la República Democrática del Congo.  Aquí se reciben las crías de bonomos confiscadas a cazadores furtivos cuyos padres fueron asesinados. Al igual que los chimpancés, los bonomos son nuestros parientes más cercanos del reino animal (compartiendo el 98,7% del ADN).

El bonobo (Pan paniscus) es una de las dos especies que componen el género de los chimpancés, Pan. La otra especie del género Pan es el chimpancé común (Pan troglodytes). Como el 98% de su ADN es idéntico al del Homo sapiens, están más emparentados con los humanos que con los gorilas. Por esta razón la comunidad científica reclasificó la taxonomía del bonobo (y el chimpancé común), cambiando su nombre de familia Pongidae a Hominidae, que incluye a los humanos.
 

La línea común bonobo/chimpancé se separó de la línea evolutiva humana hace aproximadamente unos seis millones de años. Como no ha sobrevivido ninguna especie anterior al Homo sapiens en la línea evolutiva humana, ambas especies de chimpancé son el pariente vivo más próximo de los humanos.
 

El bonobo vive en ubicaciones donde no habita el chimpancé común, considerado una especie más agresiva. Posiblemente el bonobo ha preferido no confrontar con su primo, más violento y fuerte físicamente. Ninguno de los dos nada, y suelen habitar zonas opuestas de anchos ríos.
 

 

Las relaciones sexuales juegan un papel preponderante en las sociedades de bonobos, ya que son usadas como saludo, como método de resolución de conflictos, como medio de reconciliación tras los mismos, y como forma de pago mediante favores tanto de machos como de hembras a cambio de comida. Los bonobos, por lo menos en cautividad, son considerados más inteligentes que los chimpancés.
 

 

Los bonomos llegan al refugio desde muy pequeños. Cada año, cientos de bonomos adultos son cazados por su carne y las crias son vendidas como mascotas. Las crias confiscadas a los furtivos, son llevadas a este santuario. Fundada por Claudine André en 1994, la reserva "Lola ya Bonobo" es el único santuario para  bonobos huérfanos del Congo. La reserva se extiende por un área de 30 hectáreas es atendida por aproximadamente 60 personas.

 

Al igual que en la naturaleza, los bonomos del refugio buscan comida entre las decenas de plantas comestibles y frutas que existen y aprenden a evitar peligros como las serpientes venenosas.
 

Bonobos adultos bajando su temperatura en agua durante un día caluroso. Los bonobos no tienen miedo del agua pero no saben nadar, por lo que se desplazan por el agua con palos  para mantener el equilibrio.
Las fotografías son propiedad de Martin Harvey.

Paco Casal para LaReserva.com

Blogs, foros y otros sitios que reproducen esta información: Gracias por citar la fuente original.

 

Autor