El animal más resistente del mundo



El tardígrado, también llamado oso de agua, puede sobrevivir en el agua, el hielo o en altas temperaturas. No necesita beber agua, puede vivir hasta 10 años en el desierto, en las profundidades del océano o en el espacio. No importa el sitio, el oso de agua, es capaz de adaptarse y sobrevivir. Es sin dudas la forma de vida más resistente de nuestro planeta. Bajo un microscopio posee un aspecto de criatura alienígena.

Este diminuto y lento animal es un invertebrado que mide de 0,05 milímetros a 0,5 milímetros de promedio. Habitan generalmente en el agua y los más grandes pueden ver a simple vista. Su forma es ovalada y se alimentan de vegetales, bacterias u otros invertebrados.

Poseen características únicas en el reino animal tales como poder sobrevivir en el vacío del espacio, a presiones muy altas (6000 atm ) y a temperaturas entre -200°C y los 150°. También como nombramos, a la deshidratación prolongada (hasta 10 años pueden pasar sin consumir  agua) o a la radiación ionizante.

La cualidad más sorprendente de los tardígrados es su capacidad, en situaciones medioambientales extremas, de entrar en un estado de animación suspendida conocido como criptobiosis o estado anhidrobiótico. Mediante un proceso de deshidratación, pueden pasar de tener el habitual 85% de agua corporal a quedarse con tan solo un 3%. En este estado el crecimiento, la reproducción y el metabolismo se reducen o cesan temporalmente y así pueden pasar hasta una década.

En 2007 se envió en la sonda espacial Foton M3, un grupo de tardígrados, para realizar diferentes experimentos. Se comprobó que no sólo sobrevivieron a las condiciones del espacio exterior, sino que incluso mantuvieron su capacidad reproductiva, por lo que se les considera el ser vivo más resistente. Sencillamente fascinante.

JdR para LaReserva.com

Autor