Comienza la temporada de caza de ballenas en Islandia



Pese a las protestas realizadas en todo el mundo, Islandia inicio este lunes la  temporada 2015 de caza de ballenas. Miles de internautas firmaron una petición solicitando el cese de  esta práctica pero no han causado el efecto deseado. Islandia al igual que Noruega rechazó la moratoria de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) sobre la caza  de ballenas con fines comerciales.

Los dos buques balleneros utilizados para esta “matanza” son el "Hvalur 8" y "Hvalur 9" quienes se encuentran en la estación ballenera de Hvalfjördur, Gunnlaugur  Gunnlaugsson.

Tras la caza de 137 ejemplares de ballena Rorcual en 2014, el gobierno islandés decretó una cuota de 154 capturas en 2015. Los islandeses también cazan la ballena de Minke con una cuota de 229 ejemplares para la temporada 2014/15, muy superior al número de ejemplares “asesinados” en la temporada pasada (solamente 24).

Una petición en protesta realizada por Internet contra esta práctica superó las 700.000  firmas y fue lanzada a través del sitio de Avaaz.org. http://avaaz.org/es/

Aunque la demanda de carne de ballena ha disminuido en Islandia, al igual que en Japón (su principal cliente) todavía el gobierno de Islandia promueve esta sanguinaria cacería de ballenas.

En 1986 la Comisión Ballenera Internacional (CBI) prohibió la caza comercial de ballenas en todo el planeta con el fin de permitir que las poblaciones de cetáceos puedan recuperarse. Sin embargo, se les permite a ciertas comunidades continuar con la cacería de subsistencia, como parte de su cultura. Además, el artículo VIII del Convención que reglamenta la caza de la ballena permite la cacería con fines científicos.
 

Autor