Cemento ecológico



El uso de hormigón representa mas del 5 % de las emisiones de dióxido de carbono en el mundo. Su principal componente,  el cemento, se obtiene de la cocción a altas temperaturas de piedra caliza y arcilla en polvo y para ello generalmente se utilizan combustibles fósiles.  Ahora una compañía británica ha desarrollado un cemento de "carbono negativo" que durante su ciclo de vida absorbe mas dióxido de carbono del que emite.
La clave reside en realizar el cemento en base a silicatos de magnesio (en vez de carbonato de calcio o piedra caliza) ya que este material no produce emisiones de CO2 durante su fabricación y luego absorbe los gases del efecto invernadero.
Stuart Evans, presidente de Novacem la compañía que desarrollo el producto  comentó: " La industria de la construcción es consciente que se necesita un cambio radical para reducir las emisiones actuales de CO2 y para lograrlo es imprescindible que la tecnología avance".
Las estimaciones iniciales indican que por cada tonelada de cemento común que sea reemplazada por cemento "verde", aproximadamente se ahorrará las tres cuartas partes de una tonelada de CO2, convirtiendo a la industria del cemento de ser un gran emisor de carbón a un colaborador activo en la absorción de este gas responsable del efecto invernadero.
La mayoría de las empresas de la industria del cemento han tratado de reducir al máximo las emisiones de CO2, realizando inversiones en investigación y equipamiento con mejor rendimiento, pero su efectividad es realmente limitada.
Novacem realizará una planta piloto al norte de Inglaterra que estará en funcionamiento para el año 2011.
Fuente: Scientificamerican

Fotografia: Flickr - Leonard John Matthews

Autor